¿Eres una persona ‘digital’ o ‘analógica’?

persona digital

Carlos Gómez Cacho. Tecnólogo

Al hilo de la importancia que tiene la transformación digital en las empresas, la realidad es que dicha transformación es inviable si primero no se aplica en la vida personal. Son muchos cambios a realizar, pero la digitalización, es decir, la utilización de herramientas y procesos tecnológicos, es básica para poder desenvolverse en la vida profesional y en la privada. Los cambios son rápidos, por lo que hay que estar al día continuamente, pues además esa transformación nunca se detiene.

Uno puede elegir utilizar o no herramientas digitales, pero de lo que se trata es de conocerlas y decidir si las aplicamos habitualmente a nuestra vida laboral o personal. A veces la línea que separa ambas vidas es muy delgada, y no podemos separarlas ni decir que en una soy digital y en la otra analógico. En realidad, todo consiste en una mentalización, es decir, si tenemos asimilada una forma de actuar u otra. Evidentemente hasta cierto punto ambas formas pueden coexistir. En todo caso es interesante formularnos una serie de preguntas que nos van a servir para reflexionar sobre si somos más digitales o más analógicos:

¿Utilizas Google desde el móvil? ¿Usas Skype? ¿Has asistido a un seminario web (webinar)? ¿Lees blogs? ¿Tienes perfil de LinkedIn? ¿Utilizas Netflix? ¿Tienes un smartphone y crees que lo aprovechas? ¿Gestionas tu cuenta del banco online? ¿Compartes fotografías por Internet? ¿Pasas más tiempo en Internet que viendo la televisión? ¿Has hecho algún curso online? ¿Tienes blog? ¿Utilizas las redes sociales? ¿Has comprado alguna cosa por Internet? ¿Te descargas apps en el móvil que no sean de juegos? ¿Piensas en la ciberseguridad? ¿Tienes correo electrónico y lo usas?

Bueno, las preguntas podrían ser infinitas, pero la idea es repasar lo más habitual del mundo digital. En general son preguntas que afectan más a nuestra vida personal, pero que, si con ellas no creemos que somos más “digitales” que “analógicos”, nos va a ser más complicado serlo profesionalmente donde el grado de exigencia digital es mayor.

Según estas cuestiones, ¿eres más “digital” o más “analógico”?

Deja un comentario