Una mirada a San Cristóbal desde el alumnado del IES Celestino Mutis

IES Celestino Mutis
Los alumnos pudieron disfrutar de una estupenda actividad orientada a desmontar estereotipos. IES Celestino Mutis

Soy Silvia González, vecina de Villaverde y profesora de Filosofía y Valores Éticos en el IES Celestino Mutis. El pasado 12 de noviembre hicimos una “extraña” excursión con el alumnado de 4º de la ESO. Muchos no comprendían qué podía interesar de un paseo por el Distrito cuando todos ellos, mayoritariamente, viven aquí desde que nacieron. No podían comprender qué podían aprender de un “simple” paseo por la Nave Boetticher, el barrio de San Cristóbal o la Huerta Los Pinos. Sin embargo, algunos profesores insistimos en desmontar estereotipos y conocer la historia de nuestros barrios obreros del sur de Madrid como herramienta que quizás pueda aportarnos mucho en una lectura crítica de quiénes somos, qué podemos hacer por nuestro entorno cercano y cómo podemos transformar todo aquello que no nos gusta desde nuestras sencillas posibilidades.

A continuación reproduzco unos pequeños fragmentos de la reflexión de dos alumnas,  Laura Martín y Alba Montenegro, que con mucho cariño relataron qué tenían que ver los valores éticos con nuestra visita al barrio vecino:

“La visita al barrio de San Cristóbal tiene relación con los valores éticos porque en ella pudimos observar desde dentro la situación de este barrio y toda la historia de los ciudadanos que viven allí y así empatizar con ellos. Creo que viniendo de un barrio como Villaverde no fue tanta la impresión que nos llevamos de esta visita, pero pienso que, si hubiese ido alguien que viviese en una zona con una situación económica mejor, se habría sorprendido y la visita le hubiese hecho reflexionar bastante acerca de su vida. (…) Creo que uno de los motivos por los cuales tiene relación con los valores éticos es que en esta visita pudimos observar la humildad que poseen los vecinos de este barrio. Me sorprendió ver cómo todos se trataban como si fuesen familia. (…) No desean obtener más a costa de aprovecharse de otros, sino todo lo contrario: tratan de ayudarse mutuamente para lograr un bien común. Esto lo pudimos ver con Cinesia y con el huerto, lugares en los que los vecinos aportan todo su tiempo y dedicación sin ningún ánimo de lucro. (…) En la excursión no solo se trataba de conocer los recursos que posee el barrio, sino de aprender que tú también puedes aportar mucho, sin importar de dónde vengas (esto lo pudimos ver claramente cuando nos explicaron las diferentes nacionalidades que existían en el barrio). Solamente necesitas motivación y ganas: ganas de cambiar las cosas, ganas de mejorar el barrio; ganas de actuar no solo por ti, sino por todos. En barrios como ése, se trata de ayudarse mutuamente en lo que se pueda, transmitiendo valores como empatía, humildad, respeto, amor, tolerancia, bondad, gratitud, solidaridad, lealtad, paciencia.”

“Estos barrios nos abordan con una gran humildad. Me sorprendió la creación de Cinesia y el hecho de que se lleve por los vecinos, creo que es una gran oportunidad para aprender de forma divertida y sin tener que moverte del barrio. El huerto también me pareció increíble: todas las personas pueden participar, están muy pendientes de él y está muy cuidado. (…) Una cosa que me gusta de este tipo de barrios frente a los que están mejor económicamente es que nos apoyamos unos a otros, que colaboramos juntos y tenemos claro que en equipo todo avanza mejor, mientras que los barrios que tienen buena economía se centran más en ellos y tienen aspectos más individualistas. Los barrios como San Cristóbal o Villaverde estamos orgullosos de lo que hemos creado y conseguido en este tiempo, y por ello estamos orgullosos de donde vivimos y claramente no nos avergonzamos de nuestro barrio, ni de nuestras vidas honradas a base del esfuerzo y la dedicación. En la visita a San Cristóbal aprendí a valorar lo que tengo, por cómo estaban las cosas antes, y aprendí a cooperar (…). Por último, decir que repetiría esta actividad y que siempre hay que estar orgullosos de donde vivimos porque todo tiene una historia y hemos conseguido entre todos mejorar nuestras vidas”.

SILVIA GONZÁLEZ

Deja un comentario