Un sabio del siglo XXI: “Piotr el letón”

Siempre ha existido gente intrigante que se ha movido entre el límite de la realidad y el de la leyenda. Podríamos dar múltiples ejemplos de esta circunstancia, pero nos limitaremos a describir a nuestro personaje, el cual es conocido como “Piotr el letón”, ya que se supone que nació en algún lugar de Letonia, aunque nadie ha podido verificar tal dato. A lo largo de los años se le ha visto por diferentes partes del mundo, actualmente reside en Kirguistán.

Piotr tiene fama de erudito, o eso al menos afirman todos aquellos que le han conocido. Parece ser que ha cursado estudios en algunas universidades, aunque la amplia mayoría de sus conocimientos los ha adquirido de forma totalmente autodidacta y en base a sus continuas experimentaciones. Se sabe de él que domina todos los campos de las matemáticas a un nivel primoroso: atesora varios teoremas que no ha querido publicar, pero que han dejado boquiabiertos a los matemáticos más célebres de nuestro siglo. También se sabe de Piotr que domina la geología a la perfección y que es una eminencia en química, economía y antropología, además de hablar innumerables idiomas y dialectos, los cuales aprende en tiempo récord en sus viajes. Su pericia a la hora de detectar pozos de agua no tiene parangón: lo ha hecho en parajes tales como el desierto de Atacama, el Sahara, Nazca, o Egipto, entre otros. Sus conocimientos y métodos personales también le llegan para detectar yacimientos de petróleo y de gas, como está haciendo actualmente en Kirguistán con este último combustible fósil.

Es un hombre afable, aunque solitario, y su afán de conocimiento le hace carecer de límites. Tanto es así, que en varios de los lugares en los que ha estado, como por ejemplo Estados Unidos, donde residió entre 2007 y 2010, fue capaz de idear patrones matemáticos adaptables al mundo de la bolsa, cosa que le llevó a ganar fuertes sumas de dinero, al igual que a algunos de sus colaboradores por aquel entonces, los cuales supieron aprovechar el momento y también se enriquecieron invirtiendo en los mismos valores que Piotr, quien parece ser que no es nada egoísta a la hora compartir todo aquello que tiene.

Si todo lo contado hasta ahora es fascinante, no es nada comparado con su habilidad más sorprendente, la cual consiste en adivinar la fecha de fallecimiento de las personas en base a una serie de parámetros que le facilitan, siempre que éstos sean ciertos, claro está. Algunas personas desgraciadamente han comprobado en sus propias carnes cómo su predicción se cumplía de manera exacta, y a día de hoy ya no están entre nosotros. Otros sin embargo tienen anotada la fecha y la esperan con cierta incertidumbre para desmentirle. Su caso más llamativo en esta tétrica habilidad se dio cuando un curioso suizo le pidió que predijera la fecha de su muerte, y Piotr, después de repetir varias veces sus cálculos, le pronosticó que moriría aquella misma noche. A la mañana siguiente, un familiar le encontró sin vida postrado en su cama. En la autopsia le diagnosticaron como causa de la muerte paro cardiaco, lo que no sabemos es si llegó a sugestionarse demasiado o bien realmente ése era su destino. Sea como fuere, aquello le hizo ganarse a Piotr cierta fama de agorero, motivo por el que tuvo que abandonar Berna antes de lo previsto.

DAVID MATEO CANO

Deja un comentario