Tres premios Nobel, en Villaverde

Tres Premios Nobel en Villaverde
De las 14 escritoras que han obtenido el premio Nobel de Literatura desde 1901 hasta 2017, cuatro figuran en el callejero madrileño. La única en lengua española es la chilena Gabriela Mistral, premiada en 1945. Una calle del barrio de Fuentelarreina, en el distrito de Fuencarral-El Pardo, lleva su nombre. La sueca Selma Lagerlöf (1858-1940), la italiana Grazia Deledda (1871-1936) y la alemana Nelly Sachs (1891-1970) se incluyen en el callejero del distrito madrileño de Villaverde, en la nueva zona del barrio administrativo de Los Rosales, conocido oficiosamente como “Villaverde Bajo”, junto a la carretera de Villaverde a Vallecas.

La primera mujer que recibe el premio Nobel de Literatura es Selma Lagerlöf en 1909. La medalla que le entregan con el premio la subasta, con el fin de obtener fondos para la resistencia de Finlandia contra la invasión soviética en 1939. Maestra y feminista activa, mantiene una estrecha amistad con su paisana la escritora Sophie Elken, de familia judía. Entre sus obras (cuentos, novelas y biografías), además de Me enseñas a ser libre (1992), que contiene la correspondencia con su amiga Sophie, destaca El maravilloso viaje de Nils Holgersson por Suecia (1907). La saga de Gösta Berling (1891) fue adaptada al cine mudo en 1924 por Mauritz Stiller e interpretada por Greta Garbo.

Una de las personas judías a las que Selma Lagerlöf ayuda a escapar de la persecución nazi es Nelly Sachs, Nobel de Literatura en 1966, compartido con el escritor israelí de origen europeo conocido como Shmuel Yosef Agnon (1888-1970). A Selma Lagerlöf dedica Nelly Sachs el primer libro: Leyendas y relatos (1921). A punto de ser enviada a un campo de concentración, marcha a Suecia gracias al visado conseguido por la Nobel sueca por intermedio de la familia real. En Estocolmo aprende sueco, escribe gran parte de su obra poética y teatral y traduce obras del alemán al sueco y viceversa. La Asociación de Líricos Suecos le otorga un premio en 1957. El primer poemario, En las moradas de la muerte (1947), lo dedica a sus hermanos, desaparecidos en un campo de concentración nazi, donde también fallece el amor de su vida, con el que no llegó a casarse. Persecución y genocidio nazis no solo inspiran poemas, sino también su existencia, hasta el punto de padecer trastornos mentales.

La sarda Grazia Deledda, Nobel de Literatura en 1926, es la segunda mujer que consigue el premio. Por ser mujer, no se le permiten más estudios que los de la escuela primaria. Autodidacta, se forma literariamente leyendo. A los 17 años publica cuentos en revistas femeninas. Una vez casada, se traslada a Roma (1900). Su obra está impregnada del paisaje, el folclore y las tradiciones de su natal Cerdeña. Del mítico sardo participan las novelas La hiedra (1906), Cañas al viento (1913), La madre (1920), etc. La novela Cenizas (1903) es llevada al cine en 1916, bajo la dirección de Febo Mari e interpretada por Eleonora Duse. Una de sus mejores novelas, Elias Portolu, se publica primero por entregas. La escritora, buena observadora y un tanto melodramática, escribe: “Tutti siamo impastati di bene e di male, ma quest’ultimo bisogna vincerlo” (“todos estamos impregnados del bien y del mal, pero a este último hay que vencerlo”).

CARLOS RODRÍGUEZ EGUÍA

Deja un comentario