SOS: El desmantelamiento de la Atención Primaria madrileña

A pesar del papel fundamental de la Atención Primaria (AP) como eje vertebral de nuestra sanidad, Madrid es la Comunidad Autónoma que menos invierte en AP y la segunda que menos invierte en porcentaje del PIB

Según los datos aportados por la Estadística de Gasto Sanitario Público del Ministerio de Sanidad, la inversión en la Comunidad de Madrid fue de un 11.6% en 2018* frente a la media nacional de un 14,6%. Los recortes presupuestarios impuestos por los gobiernos del PP, y de C´s ahora, supusieron que en el estallido de la mayor crisis sanitaria, nuestros profesionales tuvieran que enfrentarla con plantillas reducidas, sin los recursos necesarios y las infraestructuras deterioradas.

Los Servicios de Urgencias en Atención Primaria (SUAP), cerrados desde el 22 de marzo, sin vistas a recuperar el servicio. 

El cierre de Centros de Salud en toda la comunidad por escasez de personal, reagrupando trabajadores y pacientes en centros de salud ya saturados.

En otros CS los horarios de atención cada vez más reducidos.

Unas plantillas muy recortadas para poder dar una atención sanitaria como requiere a población madrileña.

El personal se encuentra maltratado y sobrepasado, obligado a doblar, sin suplencias en vacaciones y enfrentándose a cantidades ingentes de trabajo que no hacen más que agravarse con la pandemia.

Falta de material, de recursos, de tiempo. 

Madrid, que desde hace semanas se erige de nuevo como epicentro de la pandemia, algo que ya ocurrió la primavera pasada, gestiona sus servicios públicos con el ojo puesto en el bolsillo.

Cuando llegó la pandemia y el trabajo de la AP era imprescindible para frenar la extensión del COVID-19, la Sra. Ayuso se centró en el hospital de IFEMA contra toda lógica, y así asistimos al colapso de nuestros hospitales (por la escasez de camas debido al cierre progresivo en los últimos años) y al mal trato que sufrieron las personas mayores en las residencias.

En la desescalada, la Sra. Ayuso prometió mejorar la salud pública, contratar rastreadores y fortalecer la AP. Nada de esto ha cumplido y la curva de contagios no ha parado de crecer exponencialmente en las últimas semanas.

Mientras la Atención Primaria se desgasta, el Gobierno de la Comunidad continúa con estrategia de privatización. 

Ante el inminente desastre y las brutales consecuencias que supondrá para los sectores más maltratados de la sociedad, en el MATS consideramos que la única manera de defender la sanidad 100% pública y universal pasa por la movilización conjunta de todo el personal sanitario y la ciudadanía.

Ante las políticas de austeridad y la pésima gestión de los gobiernos madrileños, es imprescindible la unidad para recuperar una Atención Primaria que pueda ofrecer una atención sanitaria de calidad.

La población madrileña no se merece que la dejen sin profesionales y cierren los centros de salud. La accesibilidad y continuidad asistencial es más necesaria que nunca, si se pretende tanto frenar la expansión de los contagios y atender al resto de patologías. Lo contrario será apostar por un exceso de mortalidad del que solo habrá un culpable: el gobierno de la CM.

Desde el MATS exigimos a la Sra. Ayuso la apertura inmediata de los Centros de Salud y los SUAP cerrados, con la contratación del personal necesario para proporcionar un servicio adecuado, y un refuerzo de la estructura de la salud pública.

Así mismo, es esencial la inmediata contratación de los rastreadores necesarios para poder hacer el seguimiento adecuado de los contagios, sin sobrecargar aún más un servicio llevado al borde de sus capacidades.

Fuente: Mats Sanidad

Deja un comentario