Resistir en pandemia: la Red de Cuidados de Villaverde Bajo

la Red de Cuidados de Villaverde BajoHace más de un año se declaraba el estado de alarma en España para la gestión de la crisis sanitaria provocado por la COVID-19. Con ello, hace más de un año que la vida de muchas personas cambió de manera inesperada. La pandemia trajo consigo cierres, colapso, muertes y hambre. Perpetuó el miedo de muchas personas a la pérdida y a la soledad. Y en este escenario complejo y desconocido, empezaron a surgir pequeñas chispas dentro de los distintos barrios con la movilización y el trabajo de muchas personas para ayudar a los y las más cercanas, sus vecinos y vecinas. Producto de una esas pequeñas chispas surgió el 18 de marzo la Red de Cuidados de Villaverde Bajo. Iniciada con un primer contacto entre personas mayores y vulnerables con los voluntarios y voluntarias para solventar la falta de alimentos y medicamentos, hoy sigue sosteniéndose gracias a las distintas entidades, comercios, sindicatos y al trabajo constante de voluntarios y voluntarias.

Durante este año de trabajo, desde las recogidas de alimentos hasta los repartos de las bolsas, pasando por su preparación y el trabajo de difusión y visibilización de la red, se ha constatado una realidad de la que, como vecinos y vecinas, no podemos ser ajenas: la realidad que viven y sufren las familias beneficiarias de nuestra red. 

Frente a los datos macroeconómicos que proclaman la recuperación económica de nuestra ciudad, emergen las realidades de las familias de nuestro barrio. Un barrio obrero del sur de Madrid en el que la pandemia ha disparado los indicadores de precariedad y exclusión social. Un barrio que a inicios del 2020 estaba lejos de haberse recuperado de la anterior crisis y en el que la pandemia ha golpeado sin contemplaciones. 

En la actualidad, la Red de Cuidados de Villaverde Bajo realiza repartos mensuales a más de 200 personas. Desde septiembre hasta el mes de mayo se ha atendido a un total de 77 familias. Un número que, lejos de reducirse, aumenta con el paso de los meses. La infografía que acompaña a este texto, pese a ser una foto fija, nos sirve para hacernos una idea de cuál es la realidad que viven muchos de los vecinos y vecinas de Villaverde Bajo.

De los datos que pueden verse en la infografía, es llamativo que más del 40% de las familias de nuestra red vivan en pisos compartidos con otras personas. Además, el 38% de las familias de la red viven en régimen de alquiler. Cabe señalar que, en Villaverde, el alquiler medio de un piso de 60 m² es de 737€. Si estos datos se cruzan con que el 45% de las familias no tienen ingresos, un 22% trabaja puntualmente y el 19% trabaja por horas, se muestra una realidad dolorosa. O compartes habitación para poder sobrevivir o prácticamente la totalidad de tu salario irá destinada al pago de un alquiler. La imposibilidad de emancipación y autonomía, que permita una realización vital de las vecinas y vecinos de Villaverde, se torna inalcanzable.

Esta infografía pretende mostrar una realidad y denunciar la situación de vulnerabilidad de las familias de nuestro barrio, el abandono institucional al que se ven abocadas y la falta de inversión en materia de políticas públicas y sociales en Villaverde Bajo.

Durante estos meses, tan solo tres familias han dejado de ser atendidas en nuestra red para recibir ayuda directa de Servicios Sociales y solo una familia ha encontrado un trabajo que le ha permitido dejar de acudir a la Red de Cuidados. 

Frente a esa “recuperación” se imponen los datos de un barrio que aún no se había recuperado de la anterior crisis económica cuando llegó la pandemia. Esta infografía solo muestra una realidad. Los vecinos y vecinas tratamos, día a día, de cambiarla. Ahora le toca hacerlo al Ayuntamiento de Madrid, responsable, en última instancia, de los Servicios Sociales. Mientras tanto, nosotras, las vecinas, seguiremos con nuestras recogidas y repartos mensuales. Organizando la solidaridad entre vecinos y vecinas frente al abandono institucional.

RED DE CUIDADOS DE VILLAVERDE BAJO

Deja un comentario