Recitando garabatos

Hace tiempo que no escribo,
que me tengo secuestrado
en la cárcel del instinto
recitando garabatos.

 

Segismundo  enamorado
, prisionero del temor,
¿Dices que puedes llegar alto
si tus sueños, sueños son?

 

Olvídate de ser un rato
guarda tu nombre en un cajón
siembra la nada en los zapatos
marchita el todo en un rincón.

 

Déjame inventar la vida,
ser la letra en la palabra
ser el verso que suspira
el poema de tus ganas.

 

Si crees que me he vuelto loco
amordaza a la razón
ser sensato sabe a poco,
soy Quijote de vocación.

 

Hace tiempo que no siento
que no doy cuerda a mi latir
que sigo el dogma y el consejo
recetas para el malvivir.

 

Unas Romeo, otras Don Juan
y siempre alumno del error
un kamikaze sin miedo amar
de remendado corazón.

 

Déjame inventar la vida,
ser la letra en la palabra
ser el verso que suspira
el poema de tus ganas.

 

Si crees que me he vuelto loco
amordaza a la razón
ser sensato sabe a poco,
soy Quijote de vocación.

 

 

Aarón Hernández

Deja un comentario