Quejas sobre el pintado de pistas en el pabellón del CDM Plata y Castañar

En el paso de enero a febrero ha tenido lugar una polémica, que aún persiste, en torno a la mejora y pintado del pavimento del pabellón del Centro Deportivo Municipal Plata y Castañar. Durante el mes que acaba de pasar nos han llegado quejas al respecto a nuestra redacción, de las que nos hacemos eco al parecernos asunto de interés público.

Tras la citada mejora, el club FutSala Villaverde expresaba su desacuerdo en sus redes sociales, en las que entre otras cuestiones el 26 de enero denunciaba lo siguiente: “¿Alguien conoce alguna instalación en todo Madrid con diez pistas de bádminton pintadas en el suelo del pabellón y con el color más visible cuando en todo el distrito de Villaverde no está ni dentro de los 30 deportes más practicados, y estaría por decir que no sé si lo practican 30 personas en todo el Distrito?”. Tres días después realizaron una petición de información al Departamento de Deporte de la Junta en los mismos términos.

El Departamento de Deportes respondió al club, y en lo relativo a esta cuestión explicaba: “Además de impartirse clases de bádminton y pickleball dentro de la programación del CDM Plata y Castañar, el 22 de diciembre de 2019 celebramos las primeras jornadas de promoción del bádminton inclusivo, y para desarrollar las mismas se realizó un marcaje provisional, momento en el que se valoró la posibilidad de realizar su marcaje de forma permanente cuando se acometiera el acuchillado del pabellón”. Finalmente el marcaje de las pistas, “en base al que ya existía”, fue el siguiente: una de fútbol sala / balonmano en amarillo (respetando el original), dos de baloncesto centrales en blanco (respetando el original), dos de minibásquet laterales en verde (respetando el original), una de voleibol central en azul medio y once de bádminton/pickleball/minitenis en negro.

Con respecto a la respuesta de la Junta, desde el club apuntan: “Estamos de acuerdo con que se marquen pistas de bádminton, lo que no vemos lógico ni normal es marcar 11 pistas, y encima que predominen sobre todos los deportes. En la temporada 2019/2020, en la instalación de Plata y Castañar se desarrollaba una hora a la semana con cinco jugadores apuntados. Para este año no hay clases, y si quieres que te las den pagas 5 euros: se pintan 11 pistas y no hay quien las use esta temporada. Todos queremos que el pabellón sea multiusos y la inclusión de todos los deportes, pero no favoreciendo a unos y perjudicando a otros”.

Además, apuntan errores en el marcaje: “a la pista de futbol sala, por ejemplo, le faltan los ángulos de los córneres para poner el balón. Además, el círculo central es de 3 metros, y el actual no cumple esa medida. Las líneas que delimitan por dónde se tienen que hacer los cambios en el balonmano no están pintadas, y se subsanó marcándolas con cinta aislante o similar, porque el árbitro suspendía el partido… Para ser especializada y homologada (debería estarlo), ha tenido errores de bulto”.

En fin, a bote pronto (nunca mejor dicho, pues hablamos de deportes de pelota) parecen muchas pistas en un solo pabellón. Solo le encontraríamos sentido si se pretendieran hacer campeonatos de forma regular o se esperase una avalancha de nuevos alumnos de bádminton, lo que entendemos muy poco probable. Mientras tanto, imaginamos que tantas líneas superpuestas resultarán una dificultad añadida a la práctica deportiva, y no digamos al arbitraje, en este pabellón. Si encima hay errores en el marcaje, para qué queremos más… Por favor, una solución razonable.

REDACCIÓN

Deja un comentario