Prevenir la obesidad infantil

A menudo el sobrepeso y la obesidad en los niños suele estar bien visto desde el punto de vista social, por la impresión aparente que genera “el niño gordito” de buen estado de salud.

 

Es necesario que los niños tengan una alimentación adecuada, lo que repercutirá en su posterior futuro como adulto.

Sin embargo, se debe cuidar que su nutrición sea la correcta; promover el consumo de frutas, verduras, fibra y cereales; y evitar malos habitos saludables que desencadenan un aumento exponencial del peso por encima de unos parámetros adecuados.

El niño obeso será un adulto obeso.

Por tal motivo, estos niños en un futuro tienen más probabilidades de padecer problemas de salud como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares (aterosclerosis, enfermedad coronaria, accidentes cerebrovasculares), y con ello un crecimiento del aumento de mortalidad en todo el mundo.

Además de la inadecuada alimentación que incluye el exceso de bebidas azucaradas, la ingesta de fritos, bollería industrial, grasas en exceso, se añade el aumento del sedentarismo en niños, entre otros motivos por la progresiva incorporación de nuevas tecnologías y aparatos electrónicos, que facilitan que el niño tenga más diversión dentro de casa y lo prefiera antes que salir al patio a jugar al escondite con otros niños. Además de la sensación del aumento de inseguridad en las calles.

Es cierto por otra parte que estas tecnologías facilitan el aprovechamiento y desarrollo de otras tareas muy interesantes en los niños, que le ayudarán en su futuro, pero tendremos que enseñarles a combinarlo con el ejercicio físico y el deporte.

Entre las recomendaciones que podemos tener en cuenta:

 No se aconseja que el niño permanezca sentado mucho tiempo a lo largo del día. Algunas actividades se pueden complementar, como la bicicleta o los patines.

 Enseñarle a subir escaleras en trayectos cortos, en lugar de coger el ascensor.

 Se prefiere llevarle caminando al colegio si es posible, o al menos hacer algún tramo a pie, disminuyendo el transporte motorizado en la medida de lo posible

 Para todas las semanas preparar algún tipo de ejercicio físico o de actividad extraescolar donde practiquen deporte, si es posible al aire libre, y además puedan aprender otros valores de compañerismo, autoestima y respeto.

Dr. Ángel Luis Laguna Carrero
Especialidad Medicina Familiar y Comunitaria
Máster Medicina de Urgencias y Emergencias
Experto Universitario en Nutrición y Dietética

Deja un comentario