Presupuesto Villaverde 2018: la carta a los Reyes Magos de todos los años

Presupuesto Villaverde 2018
Tres años llevamos ya analizando cientos de documentos de carácter presupuestario en este desmadre económico al que nos tiene acostumbrados el Gobierno municipal de Ahora Madrid.

Documentos unos que en muchos casos valían para modificar a los otros, que ampliaban los primeros para cancelar los segundos y viceversa. En definitiva, un batiburrillo de memorias económicas guiadas bajo un estricto descontrol.

Es tal el desmadre que estamos en junio debatiendo sobre el proyecto de presupuestos del ejercicio 2018, el cual debería haber tenido lugar en diciembre de 2017, hace siete meses. Y encima este proyecto ni siquiera es el definitivo, sino un borrador que con total seguridad sufrirá modificaciones posteriores.

La falta de rigor, de análisis, de continuidad y de credibilidad en estos presupuestos es inmensa. En este punto bien podría decirse que los presupuestos de Ahora Madrid son como la carta a los Reyes Magos de mi hijo Marcos, pues ambos documentos son una mera lista de deseos y de gustos plasmados en papel, pero que bajo ningún concepto implican un compromiso de cumplimiento.

Eso sí, uno de estos dos documentos está hecho desde el sentido de la responsabilidad, pensando en la posibilidad de que realmente se cumpla y centrado en las necesidades más importantes, pero sobre todo en las factibles, pues parte de un análisis previo de situación, con los pies en el suelo y sin ocurrencias fantasiosas que pusieran a sus receptores, y por tanto a los responsables de cumplir esos deseos, en una encrucijada imposible de lograr, incluso si de personajes mágicos se trataran…

El otro, el proyecto de presupuestos de Ahora Madrid, el que nos presentan año tras año, porque básicamente es el mismo, es un “copia y pega” del anterior, es un quiero y no puedo. Eso sí, donde siempre aparece la coletilla, y ésta sí que es mágica, de ser “muy sociales”.

Como ejemplo de ese “copia y pega” pueden estar, entre otros, el campo de fútbol de San Cristóbal y la Escuela Infantil de Butarque, que se llevan incluyendo desde hace tres años en todos los presupuestos; o la pasarela peatonal de San Cristóbal a Butarque; la nueva biblioteca municipal; la escuela infantil para el parque de Ingenieros y “el súper nominado proyecto” y “estrella” de las cuentas de Ahora Madrid, la Factoría Industrial, que ahora nos dicen que se va a construir en 2021.

No se engañen. No son unos presupuestos sociales. Se han reducido las partidas para emergencia social un 4,16%, para actividades culturales un 8,98%, participación ciudadana un 9,29%, familia e infancia un 9,60%, servicios complementarios a la educación un 12,18% y absentismo escolar un 22,74%.

Desde Ciudadanos pedimos públicamente a don Guillermo Zapata, concejal del Distrito, que Ahora Madrid deje de tomar el pelo y engañar a todos los vecinos de Villaverde hablando de presupuestos “justos, sociales y de reequilibrio entre territorios”, porque estamos ya cansados de tanta milonga.

La realidad es la que es: en tres años no han hecho nada, han batido el récord en inejecución del presupuesto, no han invertido en la ciudad ni en mejorar la vida de los ciudadanos. Eso sí, nos han subido los impuestos, las multas, las tasas a los bares por las terrazas, el IBI a viviendas y locales, y nos han cobrado plusvalías injustas en materia de tributos, entre otras cosas.

Tres años de promesas, tres años de incumplimientos. Efectivamente, Villaverde no se toca, y así no avanzamos.

Hugo Moreno Campillos, portavoz de Ciudadanos Villaverde

Deja un comentario