Nuevo curso, viejos problemas

La Delegación de Villaverde de la FAPA denuncia que las medidas sanitarias no se ajustan a la realidad de los centros educativos de nuestro distrito. Además, sigue siendo necesaria una mayor inversión

Desde la Delegación de Villaverde de la FAPA queremos dar un pequeño homenaje a todo el alumnado y a sus familias por su adaptación durante la pandemia y su lucha por todas las dificultades que nos hemos ido encontrando. Nos alegra que la situación sanitaria vaya mejorando y esperamos poder recuperar la normalidad pronto. Este inicio de curso ha venido marcado por las medidas sanitarias impuestas, que no se ajustan a la realidad de los centros educativos de nuestro distrito, como ha sido la exigencia de separación de 1,2 metros, que ha debido ser retirada porque pocos de ellos podían cumplirla por la falta de espacios y aulas, dejando de manifiesto una vez más la necesidad de inversión en educación, no solo para mejorar la calidad educativa de nuestros hijos, sino para crear nuevas infraestructuras que eviten la masificación que venimos sufriendo desde hace muchos años y que no permite esa bajada de ratios que toda la comunidad educativa reclama.

Deseamos que durante todo el curso sigamos en este escenario de clases presenciales, ya que, si pasáramos al siguiente, volveríamos a las clases semipresenciales de los cursos superiores, modelo que ha quedado más que demostrado que no ha tenido los resultados esperados con el incremento de repetidores y la desigualdad creada por la brecha digital que todavía se vive en muchos hogares de nuestros barrios. También ha perjudicado la falta de conocimientos con los que se arrancó el pasado curso por el “aprobado general” que se recomendó tras el confinamiento y que, pese a los refuerzos COVID, no se han podido recuperar durante el curso.

Nos llama mucho la atención que la falta de profesorado tanto en Secundaria como en FP se siga produciendo curso tras curso, lo que tristemente nos indica la falta de previsión y de interés de la Administración por que nuestros hijos reciban su formación de manera eficiente desde los primeros días. Esperamos no tener que esperar hasta noviembre (como en años anteriores) para ver la plantilla completa en todos los centros.

Este verano se ha procedido a realizar obras en diferentes centros, y alguno sigue con ellas aunque haya comenzado el curso y hayan tenido varios meses para realizarlas. Confiamos en que se haya retirado todo el amianto que todavía teníamos. Nos hubiera gustado tener este dato confirmado con la Junta Municipal, pero desde el principio de la pandemia, y aunque se ha solicitado en diversas ocasiones, no hemos conseguido que se reúnan con nosotras, aunque seguiremos insistiendo en ello, ya que representamos a 28 AMPA del Distrito y a más de 1.500 familias, y nos preocupa esta desinformación con la que nos encontramos.

También es llamativa la desaparición de aulas de Infantil en varios de nuestros barrios, y seguimos con falta de plazas en Secundaria, obligando a nuestros hijos a desplazarse a otros distritos para poder seguir con su formación académica. En FP la situación es más crítica: en nuestra comunidad han sido más de 25.000 los estudiantes de Grado Medio y Superior que se han quedado sin plaza gracias a la apuesta, cada vez más clara, de incentivar la FP privada (por ejemplo, se han rechazado el 54% de las solicitudes en Grado Superior en los centros públicos), provocando que muchos alumnos que no pueden acceder a ésta abandonen prematuramente los estudios. El instituto de FP de nuestro distrito es un ejemplo de la desidia de la Administración: aulas cerradas en el turno de tarde mientras el centro está en funcionamiento y la ocupación de algunas de estas aulas para la escuela de idiomas, que bien se podría ubicar en cualquier instituto sin actividad por la tarde o en los diferentes centros culturales y poder así ofertar más plazas.

También nos parece importante que las familias este curso puedan acceder a las actividades gratuitas que pertenecen al Plan de Conciliación del Distrito (el curso pasado estas horas se destinaron en su mayoría para apoyos para cumplir con los grupos burbuja), recordando que éstas deben ser aprobadas en el Consejo Escolar de cada centro (que vuelve a ser un órgano participativo y no consultivo), deben ser realizadas en horario no lectivo y deben estar comprendidas en los grupos: apoyo escolar, refuerzo de idiomas, actividades deportivas, plásticas o artísticas, juegos dirigidos o ludotecas y otras que se propongan y que serán valoradas por la Sección de Educación del Distrito. La distribución de estas horas es: 12 horas semanales en los CEIP Azorín, Barcelona, C. de Córdoba, Dámaso Alonso, Los Rosales, Manuel de Falla, Ntra. Sra. De la Luz, San Carlos, Sagunto, San Roque, Cristóbal Colón, Rca. de El Salvador y Ramón G. de la Serna; y 18 horas semanales en los CEIP Antonio de Nebrija, Ciudad de los Ángeles, Juan de la Cierva, Navas de Tolosa, El Greco, El Espinillo y Ausiàs March.

Como todos los años, la Delegación seguirá luchando por nuestras familias, quedando a su disposición a través de nuestro teléfono, correo y nuestras redes sociales para cualquier consulta que nos quieran plantear.

CONTACTO

Facebook: Delegación de Villaverde de Fapa Giner Rios
Twitter: @villaverde_fapa
Correo-e: dvillaverde@fapaginerdelosrios.org

DELEGACIÓN FAPA VILLAVERDE

Deja un comentario