¡No quiero estrés!

Filem--n y la vuelta al curro

¿Has vuelto ya de las vacaciones? ¿Ya tienes que volver a tus hábitos? Si has contestado “sí”, estate atento al artículo de este mes. Los expertos nos dicen que la vuelta al trabajo está siendo uno de los principales motivos de consultas médicas a partir del mes de septiembre, y aunque parezca paradójico, ya que hoy en día tener un trabajo debería ser un gran motivante, la vuelta nos causa ansiedad e incluso miedo.

Para que eso no te ocurra, te planteo en este artículo 5 recomendaciones a llevar a cabo y tener así una cómoda incorporación a tu trabajo:

1º. Intenta incorporar unos días antes los horarios de sueño que vas a tener para irte preparando.

2º. Al menos la primera semana mantén alguna de las actividades que llevabas a cabo en las vacaciones: lectura, paseos, ejercicio, tomar algo con los amigos… De esta forma, tus emociones no van a notar un cambio radical, y te sentirás a medio camino entre ocio y obligaciones.

3º. Si en algún momento te sientes agobiado, tómate cinco minutos en pensar qué vas a hacer durante el fin de semana y cómo vas a aprovechar el tiempo libre. El solo hecho de pensar en ese momento ya está inundando tu cerebro de hormonas de la felicidad (endorfinas).

4º. Rodéate de cosas positivas en tu zona de trabajo. Esto puede ir desde la redecoración más tajante a simplemente poner mensajes positivos, fotografías de los buenos momentos, objetos simpáticos… Cosas que con solo mirarlas ya te saquen una sonrisa.

5º. Si es necesario, ponte una alerta cada hora y media que te recuerde que necesitas estirar las piernas y respirar para soltar el estrés.

¡Hagamos de la vuelta una feliz vuelta!

Deja un comentario