Niveles de radiación UV 

El calor ha llegado para quedarse. Comienzan los meses de verano, y con él las altas temperaturas.  

Miramos mucho la aplicación del tiempo en el móvil para saber que ropa escoger, para programar actividades en horas más frescas, para coger el paraguas o una chaquetita, etc.; y en la gran mayoría de estas aplicaciones, en las que se ve la temperatura en todas las horas del día, también podemos observar el índice UV. Si no tenemos una app en el móvil que nos informe, podemos estar atentos a nuestra sombra, ya que a mayor longitud de sombra, menos riesgo de exposición, mientras que sombras más cortas nos indican mayor riesgo, al relacionarse con horas en torno al mediodía. 

La exposición solar puede ocasionar efectos perjudiciales para la salud, por lo que tenemos que estar muy atentos al significado de esta escala: 

 0 – 2. Bajo peligrose puede permanecer fuera del hogar sin apenas riesgo.  

 3 – 5. Moderado peligro: se debe permanecer en la sombra, usar gafas de sol, gorra o sombrero y aplicar crema solar al menos cada dos horas, incluso aunque esté nublado o haya salido del agua.  

 6 – 7. Alto peligro: se debe evitar estar en la calle en la franja horaria desde las diez de la mañana hasta las cuatro de la tarde. Por supuesto, uso de gafas de sol, sombrero y crema solar cada dos horas. 

 8 – 10. Muy alto peligro: piel y ojos sin protección pueden dañarse y quemarse rápidamente. Se añaden las precauciones del nivel alto: crema solar abundante cada dos horas, gafas de sol y sombrero de ala ancha que proteja cabeza, cara y cuello, y evitar salir en las franjas horarias descritas. 

 +11. Extremo peligro: sin protección, la piel y los ojos se pueden quemar en minutos. Se añaden todas las recomendaciones anteriores. 

Precaución en arena, agua o nieve, ya que aumentan la exposición. Se debe aplicar crema solar frecuentemente y también después de nadar o sudar. También se debe tener especial precaución en bebés, niños y ancianos. 

Cuida tu piel de quemaduras y envejecimiento prematuro, y sobre todo disfruta del verano. 

Miriam Perales Navarro, Enfermera especialista en enfermería familiar y comunitaria

Deja un comentario