Luz verde municipal a la construcción de un nuevo centro cultural con biblioteca

nuevo centro cultural con biblioteca

Los vecinos expresan su alegría ante la noticia, aunque no entienden el cambio de denominación de la instalación antes conocida como ‘Biblioteca de Butarque’

El pasado 21 de octubre, el Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la construcción de un nuevo centro cultural con biblioteca en el Distrito, según informaba la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. Los trabajos, que serán ejecutados por el Área de Obras y Equipamientos, cuentan con un presupuesto base de licitación de 5,2 millones de euros y tienen un plazo previsto de ejecución de 18 meses.

Según los datos proporcionados por el consistorio, el diseño concebido para el nuevo centro cultural plantea un espacio que integre múltiples funciones. Estará ubicado en la calle Calcio 1, distribuido en dos plantas sobre rasante y un sótano. Dispondrá de una superficie total construida de 2.763 m2, y ambas plantas contarán con accesos independientes, de forma que los servicios de cualquiera de las dos puedan seguir funcionando cuando una de ellas esté cerrada. La planta baja, que dispondrá de una sala polivalente, estará conectada con jardines y espacios exteriores. Además, en este nivel estarán situados los aseos, separados los de adultos de los infantiles, así como otras dependencias dedicadas al personal del centro, como una sala de juntas, de reprografía y despachos.

En la primera planta, a la que se accederá a través de la calle Miguel Solas, se colocarán lucernarios que permitirán la entrada de luz solar en todo el espacio. Además, el diseño planteado para este nivel potencia un ambiente abierto gracias a la intermediación de los patios situados junto a la misma. La zona de atención al público e información, los puestos de internet, así como una zona de estar y las salas de lectura con zonas de prensa y libros estarán ubicadas en esta primera planta. Para dotarla del silencio necesario, el área de estudio estará situada en la entreplanta, en una zona elevada con respecto al tránsito de los lectores. Finalmente, en el sótano del edificio se encontrará el aparcamiento y los cuartos de instalaciones y mantenimiento, así como un archivo para fondos bibliográficos.

BIBLIOTECA MUNICIPAL

Los vecinos, contentos y a la espera

La Asociación Vecinal Independiente de Butarque ha recibido “con enorme alegría” el anuncio municipal, pues “La biblioteca municipal es una histórica reivindicación de este barrio y que motivó una de las primeras movilizaciones llevadas a cabo desde la asociación. Recordemos que el solar donde se va a levantar el equipamiento fue cedido ilegalmente al Arzobispado de Madrid y, después de diferentes movilizaciones, se consiguió anular la cesión. Por eso es una doble victoria para el barrio: se consigue un equipamiento cultural y además se defiende que el suelo público sea para atender las necesidades vecinales”.

Tras muchos años de demanda, en 2017 el anterior consistorio abrió un proceso participativo para definir esta instalación, a partir de cuyas especificaciones se abrió un concurso cuyo fallo tuvo lugar en marzo de 2019, resultando ganador el proyecto “La biblioteca de los mil soles”. Como recuerdan los vecinos, con el relevo de Gobierno municipal “se produjo un cambio significativo en la planificación de la biblioteca. Las entidades vecinales que veníamos participando en el proceso quedamos apartados a un segundo plano y la licitación del proyecto no se llevó a cabo hasta octubre de 2020, año y medio después del fallo del concurso. Pero el cambio más importante fue el de denominación, puesto que de ‘Biblioteca de Butarque’ se pasó a hablar de ‘centro cultural con biblioteca’, que es exactamente lo que aprobó ayer la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid”.

La asociación vecinal se pregunta a qué se debe dicho cambio de denominación, esperando “que la decisión no responda a intereses privatizadores. Una biblioteca privada no es negocio para nadie, pero un centro cultural, con o sin biblioteca, donde se realicen actividades de las que se puede obtener beneficio, puede ser una nueva oportunidad para incentivar la llamada, y tan auspiciada por este equipo de Gobierno municipal, ‘colaboración público-privada’, que no es más que pagar con dinero público el beneficio empresarial de algunos”. Si este fuera el caso, desde AVIB anuncian que se opondrán “frontalmente a cualquier intención de privatizar nuestra biblioteca”. “Esperamos que nada de esto esté detrás de la decisión del cambio y que dentro de menos de dos años podamos disfrutar de un equipamiento tan importante y necesario para nuestro barrio”, concluye la asociación.

REDACCIÓN

Deja un comentario