Límites humanos

Imagen: Wikipedia

Historias increíbles

DAVID MATEO CANO

Siempre nos hemos preguntado cuáles son los límites humanos y hasta dónde podemos llegar. Sobre este tema se han hecho múltiples especulaciones, pero basándonos en estudios científicos hay determinadas cotas que parece que jamás podrán ser superadas… y en algunos casos, como los que voy a exponer a continuación, veremos que estamos muy cerca de alcanzarlas.

¿Cuál es la velocidad máxima que podemos alcanzar?

Cuando nos surge esta pregunta no podemos por menos que recurrir a los grandes velocistas de la historia, y uno destaca claramente: Usain Bolt, apodado “el rayo” por su endiablada velocidad. Nadie ha corrido más que él: su actual récord del mundo está en 9:58 segundos en los cien metros lisos. Cuando lo consiguió, debido a su juventud, se vertieron ríos de tinta indicando que podría alcanzar marcas inimaginables, pero lo cierto es que fueron pasando los años y jamás batió ese esplendoroso registro, que equivale a unos 40 km/h aproximadamente, marca solo superable en el reino animal por algún que otro felino, entre ellos el guepardo, que es capaz de correr 100 metros en tan solo seis segundos. Con la evolución de la técnica y la mejora genética, ¿podría alguna vez batirle el hombre? La respuesta es no, ya que el ser humano, debido a sus características óseas y musculares, jamás podrá correr los 100 metros en menos de 9:48 segundos. Ése es su umbral máximo, insuperable sin ayudas artificiales; es decir, tan solo 0,10 segundos más rápido que Usain Bolt.

¿Cuanto tiempo podemos estar sin dormir?

Mucho menos de lo que imaginamos. El sueño es la base de numerosas funciones fisiológicas, como la reparación de tejidos, el crecimiento, la consolidación de la memoria o el aprendizaje, entre otras. Si estamos mucho tiempo sin dormir, los efectos adversos no tardan en manifestarse y aparecen síntomas como dolor muscular, visión borrosa, problemas cardiacos, disminución de la concentración, debilitación del sistema inmune, mareo, desmayos, confusión mental, alucinaciones, temblor de manos y piernas, ansiedad, depresión e hipertensión. Diferentes estudios llegaron a la conclusión de que el ser humano no puede estar más de 14 días sin dormir ni un solo minuto, ya que los efectos descritos se agudizarían hasta entrar en un colapso irreversible. Actualmente, el caso constatado con más horas sin dormir es de diez días seguidos, y la persona que lo sufrió acabó con fuertes alucinaciones, ataques de paranoia y todo tipo de problemas psicomotores.

¿Cuánto podemos vivir?

Quien más y quien menos ha oído alguna vez mencionar a alguien muy anciano que sobrepasa los 100 años. Incluso ha tenido la suerte de verle y se ha admirado por tal hecho. Sin embargo, ver casos en primera persona de supercentenarios, es decir, de más de 110 años, ya es algo más difícil, pero existen unos cuantos. La persona documentada y constatada fidedignamente más anciana que jamás haya existido nunca ha sido Jeanne Louise Calment, una mujer francesa que vivió la friolera de 122 años y 164 días, situándose muy cerca del límite humano, el cual dándose todas las condiciones favorables posibles es de 133 años. Más de esa edad no se puede vivir, ya que al cuerpo no le quedaría ni un ápice de energía y fenecería.

Deja un comentario