LAS HEMORROIDES

Las hemorroides suelen ser un problema incómodo con el que convivir a diario para quien lo padece. Se forman como resultado de hacer esfuerzos al evacuar, y es más frecuente que se manifiesten con el estreñimiento o al permanecer mucho tiempo sentado en el inodoro, con el abuso de enemas o por el envejecimiento; también aumenta el riesgo con el embarazo. Se forman por un aumento de la presión sobre la región de recto y ano, a partir del sistema venoso que rodea el ano. Las hemorroides son los vasos sanguíneos que aportan la vascularización de la zona anal y por tanto están presentes en la anatomía normal de la persona sana. En ocasiones salen hacia fuera causando síntomas de dolor, picor, sangrado y a veces sensación de masa con ocupación rectal. Para su tratamiento sintomático, consideramos varias recomendaciones generales:

Baños de asiento. Se aconseja hacer varios baños de asiento con agua templada en un bidé a lo largo del día, sumergir la zona del ano en agua no demasiado caliente durante 15 minutos y lavar bien con agua y jabón. La higiene de la zona es importante, con esponja y jabón neutro.

Evitar el estreñimiento. Facilita que la evacuación sea más sencilla, además el estar estreñido provoca un esfuerzo añadido que puede incrementar el dolor al hacer las deposiciones si son más duras. Por eso se recomienda a veces el uso de laxantes de un modo razonable; sin abusar, porque pueden provocar una mayor irritación si se consigue el efecto contrario cuando hay diarrea.

Ejercicio físico. El sedentarismo empeora los síntomas de las hemorroides. La actividad física moderada facilita que el retorno venoso sea adecuado. Se debe evitar permanecer sentado muchas horas seguidas, así como actividades como montar en bicicleta o a caballo.

Hábitos diarios. Se debe evitar el exceso de tiempo sentado en el inodoro, ya que esta posición aumenta la presión sobre los vasos venosos del ano y puede empeorar las hemorroides. Se debe ir al baño cuando se necesite, pero no más tiempo del debido. Evitar los excitantes, las especias y picantes en las comidas, el chocolate y el alcohol. En ocasiones puntuales a lo largo del día, aplicar hielo unos minutos puede ayudar a desinflamar y calmar algunos síntomas.

DR.-ANGEL-LUIS-LAGUNA-CARRERO Medicina Familiar y Comunitaria.
Máster Medicina de Urgencias y Emergencias.
Experto universitario en Nutrición y Dietética.

DR. ÁNGEL LUIS LAGUNA CARRERO

https://www.facebook.com/angelluis.lagunacarrero

Deja un comentario