La plantilla del 12 de Octubre sigue en la brecha por la sanidad pública

Protestas en el Hospital 12 de Octubre
Tras la huelga victoriosa de los médicos residentes, realizada concentración en las puertas del hospital por la recuperación de las 35 horas semanales.

El Hospital 12 de Octubre sigue siendo “primera línea” en defensa de la sanidad pública. En diciembre se han sucedido en dicho centro dos movilizaciones diferentes orientadas a un mismo fin: la mejora del servicio público a través de la racionalización de las condiciones laborales y un consiguiente aumento de plantilla, mermada por los recortes. Así, el mes comenzaba con una huelga de residentes, de seguimiento masivo, que ha conseguido una rápida victoria. Pocos días después, el 19 de diciembre, trabajadores y vecinos se concentraban en las puertas del centro hospitalario para reivindicar la recuperación de la semana laboral de 35 horas.

‘Unidad y coherencia’

Los médicos residentes del 12 de Octubre se ponían en huelga el 30 de noviembre pasado. Según nos explica Mario Aramberri, residente de 4º de Medicina Interna y miembro del comité de huelga de residentes del 12 de Octubre, “fundamentalmente nos movilizamos porque vimos que había un problema de supervisión en el servicio de Urgencias de los residentes, que no derivaba de que los adjuntos no fuesen buenos docentes, sino de que no eran suficientes para ayudarnos en nuestras labores asistenciales y docentes en las guardias”. “Finalmente reunimos a todos los residentes y conseguimos movernos de forma bastante unida y coherente para reivindicar que hubiese más personal en el servicio de Urgencias”, continúa Mario, que nos detalla el triunfo alcanzado: “Después de ocho días de huelga con un seguimiento del 96%, fuimos capaces de conseguir que la dirección se comprometiese a, en unos plazos relativamente cortos, menos de un mes, poner más personal en Urgencias para así garantizar la supervisión. En este sentido, creemos que es algo muy positivo y que demuestra que, a base de intentarlo con fuerza y con coherencia, las cosas se pueden conseguir”, valora.

Tras la victoria, toca estar atentos al cumplimiento del acuerdo, del que nuestro interlocutor vaticina: “hemos tenido reuniones que nos dan esperanzas, y en estos momentos estamos en una situación en la que creemos que van a cumplir su palabra”. Le preguntamos cuál ha sido la clave para el resultado obtenido, a lo que contesta sin dudarlo: “la unidad de los residentes y la coherencia de lo que pedíamos”.

‘¡35 horas ya!’

Con el buen sabor de boca del triunfo conseguido, el pasado 19 de diciembre se concentraban a partir de las once de la mañana trabajadores del hospital, vecinos y usuarios, y miembros de distintos colectivos solidarios con la lucha sostenida en el centro para defender la sanidad pública. Convocaba la movilización el Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad y la Asociación Madrileña de Enfermería Independiente, y el motivo principal era reivindicar la recuperación de la semana laboral de 35 horas en el hospital. Entre profusión de consignas coreadas relativas al objetivo de la protesta, intervinieron representantes de los trabajadores, de la Plataforma en Defensa del Hospital 12 de Octubre y diputados regionales del PSOE y Podemos. Expresó también su apoyo a la movilización un representante de la Plataforma de Afectados por Hepatitis C, muy ligada a este hospital tras su encierro en el mismo durante el invierno de 2014-2015 para exigir sus tratamientos, y hubo también un minuto de silencio dedicado a Laura Luelmo, última víctima de un ominoso asesinato machista.

Jorge Aranda, miembro de la Plataforma en Defensa del Hospital 12 de Octubre, nos explicaba a pie de concentración  que con este acto se pretendía “aunar a profesionales y al conjunto de la ciudadanía”. “En 2012, cuando se introdujeron las 37 horas y media, no solo resultó en una pérdida de calidad de vida para la gente, un problema para conciliar la vida familiar y laboral, sino que el problema más grave que se dio fue que 6.000 profesionales de la sanidad fueron despedidos. Estupendos profesionales, que hacían muy bien su labor y que eran socialmente necesarios, se vieron de un día para otro en la calle en un contexto de listas de espera creciendo, de necesidad de más plantilla para agilizar las Urgencias y para dar una mejor atención. Hoy nos movilizamos para reducir de nuevo la jornada laboral y recuperar esos puestos de trabajo. Ya que nos dicen que está creciendo económicamente tanto la Comunidad de Madrid, queremos que ese crecimiento sirva para que se puedan incorporar más personas a trabajar”, concluye Jorge.

ROBERTO BLANCO TOMÁS

Deja un comentario