La importancia de la higiene de manos

lavarse las manos
Nunca salvar vidas ha sido tan fácil… ¿Sabías que con el lavado de manos se pueden prevenir multitud de enfermedades? Nuestras manos son capaces de transportar bacterias y otros microorganismos patógenos que cuando entran en contacto con personas con las defensas más bajas, como ancianos, niños y personas enfermas, son capaces de transmitir enfermedades, algunas tan comunes como una gastroenteritis, la gripe e infecciones en los ojos como conjuntivitis.

A pesar de que el lavado de manos es algo rápido y fácil de hacer, solo un bajo porcentaje de la población sabe hacerlo correctamente.

¿Cuándo debemos lavarnos las manos? Antes de comer o manipular alimentos, antes de atender a una persona enferma, después de tocar animales, después de toser y estornudar, después de ir al baño y al llegar a casa, son los ejemplos más comunes.

Debemos estar al menos 30 segundos lavando las manos, para que la limpieza sea adecuada y el frote de las manos elimine los gérmenes. Cualquier jabón puede ser efectivo, ya que ayuda a eliminar la suciedad de las manos y deja un olor agradable en ellas; sin embargo se prefiere el jabón líquido y se desaconsejan las pastillas de jabón.

Una alternativa al jabón es la solución hidroalcohólica, presente en los centros sanitarios. Es una buena forma de lavar las manos en aquellos medios donde no se tiene un lavabo cercano, y es recomendable que tengamos uno de estos geles hidroalcohólicos en el bolso o en el coche para poder usarlos en cualquier momento.

Desde la consulta de enfermería de tu centro de salud podemos ayudarte a resolver tus dudas sobre la higiene de manos. Ya lo sabes: podrás salvar vidas.

Miriam Perales Navarro. Residente de enfermería familiar y comunitaria.

Deja un comentario