Ensaladas de invierno

Ensaladas de invierno
Si te has sorprendido al leer el título de esta sección, el artículo está hecho para ti. La ensalada es un plato que tiene por igual amigos y enemigos como resultado de toda la leyenda que hay a su alrededor. Además, solo la situamos en épocas calurosas como el verano. Durante las estaciones restantes no queremos oír hablar de ella, y solo la asociamos con “dieta para perder peso”.

¡Cambiemos ahora mismo esos conceptos! Y para ello te doy unos sencillos y apetitosos argumentos. ¿Has probado la ensalada de aguacate y salsa caliente de almendras? ¿Y la ensalada de espinacas con tomate y queso de cabra a la sartén? ¿Qué me dices de la ensalada de legumbres, quinoa, pasta o arroz con yogur natural templado? ¡Solo nombrándolas, el paladar te invita a probarlas! Son platos llenos de color y sabor, con texturas diferentes y temperaturas de contraste.

Consejo: no te pongas límites con la típica ensalada de lechuga, tomate y cebolla. Experimenta en la cocina incorporando frutas, especias, frutos secos, salsas caseras, brotes vegetales… y conseguirás verdaderas maravillas.

Ten en cuenta que la ensalada acepta todo alimento: en tu mano está que sea lo más saludable posible.

Sarai Alonso Segura. Nutricionista

Deja un comentario