El Casón del Buen Retiro en el Museo del Prado

Casón del Buen Retiro
El Casón del Buen Retiro está situado en la calle de Alfonso XII de Madrid. Fue construido por  el escultor, ensamblador y arquitecto albaceteño Alonso Carbonel en 1637 como salón de baile del Palacio del Buen Retiro. En la actualidad, es un centro de estudios del Museo del Prado. Su uso está abierto al público para documentarse entre libros de arte, aunque los fondos de la institución superan los 75.000 ejemplares. La biblioteca se encuentra bajo la bóveda decorada por el pintor napolitano Luca Giordano, quien pintó la Alegoría del Toisón de Oro.

La fachada que da a poniente sufrió daños por el tornado ocurrido en la capital el 12 de mayo de 1886. Se encargó su restauración al arquitecto burgalés Ricardo Velázquez Bosco, autor también del  Palacio de Cristal, que construyó en 1887 para albergar una exposición de flores y plantas exóticas traídas desde Filipinas. La intención de sus promotores era que posteriormente sirviera como museo ultramarino. Hoy el Museo Reina Sofía programa aquí exposiciones de arte contemporáneo. Es uno de los tres grandes museos de Madrid que forman el famoso Triángulo del Arte, junto con el Museo del Prado y el Museo Thyssen-Bornemisza.

En 1971 se cede el Casón del Buen Retiro al Museo del Prado para alojar la colección de pinturas del siglo XIX. El Guernica, famoso cuadro pintado en blanco y negro y con una variada gama de grises, una pintura mural con un espacio de 11×4 metros, realizado en 1937 por el maestro malagueño Pablo Ruiz Picasso (1881-1973) cuyo título alude al bombardeo de Guernica, ocurrido el 26 de abril de 1937 durante la Guerra Civil Española. Fue encargado por el director general de Bellas Artes, Josep Renau  Berenguer, a petición del Gobierno de la Segunda República Española, para ser expuesto en el pabellón español durante la Exposición Internacional de 1937 en París.

Picasso optó por dejar que el cuadro fuese custodiado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York, aunque expresó su voluntad de que fuera devuelto a España cuando volviese al país la democracia. En 1981 la obra llegó finalmente a España, estuvo expuesto en el Casón del Buen Retiro hasta 1992, cuando fuer trasladado al Museo Reina Sofía en virtud de un nuevo decreto que dividía las colecciones públicas de arte: los artistas que habían nacido después de Picasso irían al Reina Sofía, y los nacidos antes se quedarían en el Museo del Prado.

En 1996 se cerró el Casón al público para iniciar una reforma completa. La entrada a la biblioteca es gratuita, y el horario es de mañana de lunes a viernes. Es una forma de visitar esta gran pintura del siglo XVII y el edificio por dentro.

También es posible visitar el Casón del Buen Retiro con un guía del Museo. Es decir, se visita la sala de la biblioteca para admirar la bóveda pintada por Giordano. Para ello es necesario haber adquirido la entrada de la pinacoteca y solicitar la visita en el mostrador de Educación, puerta de los Jerónimos, media hora antes de la visita.

NARCISO CASAS

Deja un comentario