El bádminton se abre paso en Villaverde

badminton villaverde

El Club de Bádminton El Espinillo conquistó dos medallas en los Juegos Deportivos Municipales 2018. En marzo organizó unos torneos de exhibición, éxito de participación

Cuando el 27 de abril de 2014 Carolina Marín hacía historia ganando la medalla de oro en el Europeo de Bádminton, muchos en España descubrieron de súbito este deporte. Era la primera vez en la historia de nuestro país que conquistábamos una medalla internacional. Cuando después conquistó también un oro en Río 2016, además de tres Mundiales y un Europeo más, de pronto el bádminton empezó a introducirse entre los deportes más aceptados entre la sociedad. El que otrora pudiera ser patito feo es hoy uno más en el catálogo de deportes a seguir en España durante el último cuatrienio. Afortunadamente para los vecinos del Distrito, en Villaverde ya existía el Club de Bádminton El Espinillo desde nueve años antes del primer éxito de Carolina Marín. Y hoy sigue más vivo que nunca, de hecho.

Sin ir más lejos, este pasado mes de marzo organizaron tres torneos de exhibición en el Polideportivo Félix Rubio que fueron un éxito de participación. Y en los últimos Juegos Deportivos Municipales pudieron celebrar hasta dos medallas: un oro con la firma de Patricia de la Rubia en categoría cadete femenino; y una plata con el nombre de Andrea Fernández de la Blanca en categoría alevín femenino. Unas preseas —entre otros participantes que también quedaron en los puestos altos— que vienen a reafirmar el buen trabajo que se hace en el que es de momento el único club de bádminton del Distrito. Puesto que prácticamente desde el año siguiente a su fundación en 2005, las medallas y los éxitos se vienen sucediendo tanto en torneos locales como los propios Juegos Deportivos Municipales y también en los torneos de la Comunidad de Madrid.

Su fundadora y presidenta es Isabel Valero, quien también tiene una escuela de bádminton en el CEIP El Greco. De ahí, algunos de los chicos y chicas pasan al club, donde se entrenan al menos una vez a la semana en el Polideportivo Félix Rubio. En total, están inscritos doce niños y cuatro adultos esta temporada, con edades comprendidas entre los 8 y los 55 años. Pero el club está abierto a todos los interesados, sean de la edad y condición que sean, en cualquier momento del curso. Quien lo prueba, no lo deja.

“El bádminton es un deporte individual donde el niño o la niña juega siempre. Es muy bueno para la psicomotricidad”, explica la propia Isabel. “Porque es un juego con mucha picardía. Es muy rápido, hay que estar muy activo. También es muy coordinado, porque es necesario que vaya todo el cuerpo unido. Cualquiera puede jugar a nivel recreativo, pero a nivel competitivo es un deporte exigente, técnico y físico. Exige un esfuerzo importante. No es difícil darle al volante con la raqueta, sino dirigirlo. Quien viene, se engancha. Es muy divertido porque además luchas contra ti mismo”.

Como recuerda Isabel, los triunfos de Carolina Marín supusieron entonces para el club un auténtico bombazo en el seguimiento del bádminton. Y han logrado mantener el interés en el tiempo, como ha quedado demostrado en estos últimos torneos de exhibición. Éstos serán solo los primeros de los que el Club de Bádminton El Espinillo piensa organizar durante este 2018 además. Y es que el objetivo no es solo aprovechar el tirón de los títulos de Carolina Marín, sino, por qué no, formar a la próxima Carolina Marín del bádminton español desde el distrito de Villaverde.

Alberto Piñero | @pineroalberto

Deja un comentario