Vamos a contar mentiras, tralará

Mentiras de empresa

Mª CRUZ SÁNCHEZ

En todos estos años ayudando a empresas a vender más, he encontrado todo tipo de mentiras y clichés que sobrevuelan el área de marketing. Esos prejuicios son los culpables de que muchas pymes renuncien a vender más y mejor.

Es difícil convencer a alguien que tiene asumidas estas ideas de que está equivocado. Por eso,  permíteme renunciar hoy a convencer a nadie. Al contrario, voy a ponerme en su bando. Vamos a contar mentiras.

  1. El marketing no vende. Esto es algo que sabe todo el mundo. Todo el mundo excepto las compañías más grandes, que gastan enormes cantidades de recursos en marketing. Está claro que Coca Cola, Apple, Nike o el Banco Santander están equivocados.
  2. Marketing y publicidad son lo mismo. Porque si subimos o bajamos los precios no va a influir en las ventas. Tampoco tiene nada que ver qué le ofrezco al cliente más allá del producto que le vendo, ni si mi local está descuidado en una calle cortada. Todo esto no tiene nada que ver con el marketing. Si vendemos más o menos será cuestión de buena o mala suerte.
  3. Cualquiera puede hacer marketing. Mi primo se hizo una web con WordPress y yo hice un panfleto de publicidad en Word. Luego nos abrimos una cuenta en Facebook y ya tenemos el marketing arreglado. ¿Para qué necesitará Coca Cola contratar a tanta gente? Y luego encima contratan agencias externas. ¡Están locos! Seguro que tienen que cerrar en dos días con ese despilfarro.
  4. Si contrato a alguien que me haga el marketing mis ventas subirán solas. Porque los que trabajan en marketing tienen una varita mágica. Mientras yo me siento en el sofá, los clientes se atenderán solos, el producto que vendo evolucionará por ciencia infusa y mis competidores, aterrados, cerrarán sus negocios sin pelear.
  5. El marketing es caro. Porque para vender más necesito un anuncio en prime time y patrocinar al Madrid, el Atleti y al Barça. Por menos no me remango. O todo o nada.

Ahora llega tu turno: ¿de qué lado estás? ¿De los que se creen las mentiras o de los que apuestan por el futuro?

Deja un comentario