¡Cómo apetecen los helados en verano!

En Sarai Alonso Nutricionistas hemos creado una receta para hacer helados en casa de forma fácil, rápida, saludable… y están riquísimos. Los pasos son los siguientes:

1. Congela fruta, pelada y cortada: puede ser plátano, frutos rojos, melón, mango… cualquier fruta que se te ocurra. Lo más importante es que lo peles y trocees previamente, porque una vez congelado será imposible hacerlo.

2. Añade yogur natural: el yogur le va a aportar la cremosidad característica de los helados. Puede ser de soja (vegano), de leche desnatada o no, proteico… dependiendo de tu alimentación diaria. 

3. Tritúralo: utiliza una trituradora eléctrica y en menos de dos minutos estará listo.

4. Incorpora tu ingrediente personal: frutos secos triturados o enteros, pasas, coco rallado, virutas de chocolate, aroma de vainilla…

5. Sírvelo: en una tarrina o en un cucurucho. ¡Nadie sabrá que es casero!

La cantidad de yogur depende de la fruta que hayas utilizado. Si ésta es más cremosa (plátano o mango), necesitarás menos yogur; y si es más acuosa (sandía) más yogur. La proporción aproximada para una ración es un plátano y medio yogur natural. Te recomendamos que vayas incorporando el yogur poco a poco hasta que consigas la textura de helado que a ti más te gusta.

Como puedes ver, son helados naturales y con menos kilocalorías que los comprados en supermercados. Pero esto no significa que al ser así ya pueda “permitirme” cinco helados de este tipo al día. Tampoco significa que no podamos comer de otros helados. Si te apetece uno no casero en un momento puntual, rodeada de amigos o viendo el atardecer en la playa, ¡tómatelo y disfrútalo! Prohibirte alimentos nunca es el camino correcto. En el equilibrio está el éxito de tu salud emocional y nutricional.

Sarai AlonsoNutricionista – Dietista
www.saraialonso.com

Deja un comentario