Coke: ‘Para ser futbolista hace falta mucho esfuerzo’

13260020_10154350260001833_7151910183815638072_n

Fue el héroe del Sevilla en la final de Europa League, con dos goles ante el Liverpool. Este verano se reedita el Campus Coke Andújar en el C.I. Nuevo Centro de Villaverde

Por Alberto Piñero | @pineroalberto

Nacido en Villaverde, es ya una leyenda en Sevilla. Se trata de Coke Andújar, ex del Rayo Vallecano y ahora capitán del equipo hispalense, con el que se proclamó campeón de la Europa League esta temporada. Y lo hizo merced a dos goles suyos en la final disputada en Basilea ante el Liverpool (3-1). Tras tocar la gloria, durante este junio volverá a organizar una nueva edición del Campus Coke Andújar en el Colegio Internacional Nuevo Centro del Distrito para los más pequeños de Villaverde del 22 de junio al 1 de julio. La vuelta a sus raíces, las que nunca ha olvidado, y las que desvela para Distrito Villaverde.

Siempre pensé que era de Vallecas, y no de Villaverde…

No [ríe]. Hasta los 12 años estuve viviendo en El Espinillo. Y fui toda mi vida al Colegio Nuevo Centro, en Villaverde Alto. Por eso hacemos ahí el campus, por las instalaciones que tiene, y porque sigo manteniendo la relación con el director y con mis profesores.

¿De pequeño llegó a jugar en algún equipo de fútbol de Villaverde antes del Rayo Vallecano?

Yo iba al Colegio Juan de la Cierva. Ahí empecé a jugar en el equipo de fútbol-sala y en el de balonmano. Cuando pude entrar en mi edad, nos hicimos las pruebas del Rayo, nos cogieron, y estuve desde los 9 años hasta los 24.

¿Qué recuerda de toda esa época en el Rayo Vallecano y en el colegio en Villaverde? 

Todo el mérito de esa etapa es de mis padres. Mi padre es taxista, y tuvo que meter un conductor en el taxi para coger otro coche y llevarme rápido a los entrenamientos. Me cambiaba en el coche, llegaba muchos días con el entrenamiento empezado… ¡Lo recuerdo con muchísimo cariño! Todos mis mejores amigos son del Colegio Nuevo Centro y de Villaverde. Y en el Rayo tengo grandísimos amigos. Son los dos sitios donde me he formado como persona, en el Rayo y en el colegio.

Coke, ¿por qué la idea del campus?

Mi madre me apuntaba en verano a campus. Me lo pasaba tan bien, y hacía tantos amigos… Y se le ocurrió a mi hermano. A mí me parece fenomenal. Es la semana que aprovecho para estar en Madrid, y me voy a jugar con los niños, me baño en la piscina… Acabo el día hecho un trapo, pero pasándolo fenomenal.

¿Qué es lo que más le preguntan los niños cuando va? ¿Y los profesores?

Siempre me preguntan si se liga mucho, qué coche tienes, y eso… [ríe] Me gusta charlar con ellos. Te preguntan también qué haces para ser profesional. ¿Los profesores? Cuando estaba en el Rayo B, entrenaba por la tarde y tenía que faltar a clase. Entonces algún profesor me decía que estaba dejando de lado los estudios. Ahora me dicen: “¡Menos mal que no me hacías caso y te ibas a entrenar!”. En realidad, me ayudaban mucho. Era muy difícil llevarlo todo al día. Hubo momentos que me costó, y gracias a ellos seguí adelante hasta la universidad.

¿Qué le dice a los niños que es lo más importante para ser futbolista? 

Sobre todo, el esfuerzo, que es lo que hay que poner para conseguir cualquier sueño. Y siempre sin dejar los estudios. Me costó, y tenían que estar encima de mí, pero es lo más importante. Lo valoro mucho. Conozco a muchos ex compañeros que se arrepienten ahora de haberlo dejado.

Con esos consejos, no le fue mal… ¿Con qué recuerdo se queda del fútbol?

Tengo un millón. Pero por ejemplo del Rayo Vallecano me quedo con el día que perdimos el ascenso en Éibar. Estábamos todos destrozados por el suelo, y la gente saltó de la grada para animarnos y levantarnos. Eso es lo que me ha enseñado el Rayo y es su esencia.

¿Alguna vez ha pensado qué hubiera podido ser si no llega a ser futbolista?

Empecé periodismo. No me dio la nota para hacer Publicidad y Relaciones Públicas, y la verdad es que siempre fue lo que quise estudiar en la universidad.

En ese extremo se habría perdido, entre otras cosas, esta buena temporada del Sevilla…

¡Sí! Ha sido un año muy duro, en la jornada sexta éramos últimos. No hemos ganado fuera de casa. Hemos recibido críticas. Pero el equipo ha sacado el gen competitivo, ha sacado fuerzas cuando todo estaba perdido. Y este año hemos hecho algo muy bonito, que es llegar a dos finales en Europa League y la Copa del Rey. Y ganarla ante el Liverpool.

¡Con dos goles suyos además! Lástima no poder coronar la temporada con el doblete en la final de la Copa del Rey…

La verdad es que la final en Basilea fue un momento increíble, con esos dos goles. Lo voy a recordar siempre. Lástima la final ante el Barcelona, que no pudimos aprovechar la superioridad numérica, porque nunca sabes cuándo vas a volver a tener esa oportunidad tan buena, y ante todo un Barcelona. Pero aun así, no empaña una temporada que ha sido espectacular para el Sevilla.

Por último, ¿va a volver pronto a Madrid? Porque le quedan ya solo dos años de contrato…

No se sabe… Me gustaría conocer ciudades extranjeras. No sé si dentro o fuera del fútbol. Y la verdad es que echo mucho de menos Madrid, y volveré. No sé si para jugar o no, pero volveré seguro.

 

Deja un comentario