El carnet de la Biblioteca María Moliner, para millones de documentos

Biblioteca María Moliner

CARLOS RODRÍGUEZ EGUÍA

Desde 1997, la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil promueve la celebración del Día de las Bibliotecas el 24 de octubre. Se pretende que la biblioteca sea un lugar de encuentro con la cultura, por medio de la lectura y con la participación de todo tipo de lectores. Con este fin, cada distrito de Madrid dispone de su correspondiente biblioteca pública, al alcance de todos, para que el acceso al conocimiento contribuya a reducir las desigualdades sociales y a mejorar la convivencia. La biblioteca es un instrumento de información y de formación, un espacio de intercambio y de encuentro. Cada año, un escritor o escritora y un ilustrador o ilustradora se encargan respectivamente del pregón y del cartel anunciador del Día de las Bibliotecas.

La biblioteca pública de Villaverde, inaugurada en al año 2000 en la calle Villalonso nº 16, tiene el nombre de la bibliotecaria, filóloga y lexicógrafa española María Moliner (1900–1981). Ocupa una superficie de 2.599 m2 y contiene 103.545 documentos registrados. Además de sala para 328 lectores y de otra dedicada a niños y jóvenes, cuenta con servicio de préstamo de libros y organiza cuentacuentos, cursos, exposiciones y talleres. Algunos puestos de lectores están adaptados a personas de diversidad funcional física. Hay 41 para internautas.

Con el carnet de la biblioteca no solo se puede consultar su fondo bibliográfico y audiovisual, sino también 7,5 millones de documentos de las bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid. Con el número del carnet (DNI sin letra) y la contraseña (día, mes y año en ocho cifras), el usuario accede a la consulta del catálogo de la red de bibliotecas públicas municipales (madrid.es/bibliotecas públicas), durante las 24 horas de los 365 días del año. En la consulta se incluyen bibliotecas móviles (bibliobuses y bibliometros), bibliotecas digitales y hemerotecas. Un bibliobús recorre el Distrito, con paradas en: Gran Vía de Villaverde, calle de La del Manojo de Rosas y avenida de Orovilla. El bibliobús transporta libros y audiovisuales (CD, DVD, etc.) para préstamo. En ninguna estación de Villaverde hay bibliometro. El más próximo está en Embajadores. A cada persona se prestan dos libros, cuyos títulos se eligen en la pantalla táctil o en un catálogo impreso.

La biblioteca digital de la Comunidad de Madrid, que custodia fondos de otras instituciones, contiene obras científicas y de los clásicos, prensa, mapas, carteles y diverso material gráfico. El texto, buscado por autor, título o frase, se descarga en diferentes formatos.

Toda esta tecnología contribuye a fomentar la lectura entre personas que consideran, en frase del escritor inglés J. Addison (1672-1717), que “la lectura es a la inteligencia lo que el ejercicio es al cuerpo”. Digitalizado o no, el libro es un medio de transporte a lo desconocido y cumple una función similar a la de las abejas: lleva el polen de una inteligencia a otra.

Deja un comentario