Camino de Santiago y nutrición

NUTRICIÓN

Puedes pensar que en el Camino de Santiago lo importante es la resistencia y la potencia física más que la nutrición. En parte, es cierto; sin embargo esta última puede hacerte sentir más ágil, ligera y capaz de recorrer más kilómetros, o todo lo contrario. ¿Cómo? Te contamos cinco consejos para hacer del Camino de Santiago una experiencia inolvidable este año.

Desayunos ligeros: comer gran cantidad a primera hora de la mañana te hará sentirte pesada y la digestión será más lenta. Unas tostadas con aceite y tomate, un yogur y una fruta es una opción perfecta.

— Haz pausas cada dos horas y media para reponer: una bolsita con frutos secos y frutas deshidratadas al natural es la opción ideal. Son ligeros, pequeños y fuente de energía y minerales.

— Lleva una o dos botellas de agua a mano para hidratarte rápida y fácilmente. Una pieza de fruta también nos ayudará reponer los líquidos perdidos al sudar.

— Las comidas deben ser equilibradas, variadas y ricas en verduras, frutas y hortalizas: las comidas copiosas junto con el calor de las horas centrales del día harán que no quieras continuar con el camino, o que te cueste más esfuerzo. Pensar que por caminar varios kilómetros al día podemos comer una cantidad mayor es un error muy frecuente.

Cenas ligeras: carne o huevos son fáciles de digerir y conseguiremos conciliar antes el sueño. Descansar bien y pronto hará que puedas aprovechar el frescor de la mañana para iniciar la ruta con toda la energía.

Vayamos más allá… Nos encanta comparar el Camino de Santiago con nuestros tratamientos. La meta final está clara: sentirnos mejor con nosotros mismos (peso, agilidad, relación con la comida…) o llegar a Santiago en el caso de los peregrinos. Para conseguirlo necesitamos lograr unos objetivos a corto plazo: organizar nuestras comidas, horarios, comer más verduras o andar una serie de kilómetros al día en el camino. Etapas en las que nos dolerán los pies y tendremos que buscar de qué manera calmarlo y evitarlo, buscar nuevas estrategias. Etapas en las que nos escucharemos, conoceremos y seremos nuestra mayor motivación. Paso a paso, día a día, etapa tras etapa, con esfuerzo y sin prisa, estarás más cerca de Santiago y de tu meta.

¡Buen camino!

Sarai AlonsoNutricionista – Dietista
www.saraialonso.com

Deja un comentario