Automotivación y motivación.

¿Te has preguntado alguna vez qué diferencia hay entre la automotivación y la motivación? La motivación es lo que te motiva, lo que te lleva a conseguir todo aquello que te propongas, mientras la automotivación es el motor interior que te impulsa directamente a ti hacia lo que quieres, es una fuerza mucho más fuerte y potente.

En cambio, la motivación personal (o automotivación) es la base esencial para conseguir lo que deseamos. Si no estamos motivados, repetimos hábitos que realmente no nos gustan, y así no hay posibilidad de cambio ni de mejora. Las ganas, el querer, los deseos propios y profundos son los elementos de la automotivación, y éstos nos estimulan a vivir con mejor calidad de vida y felicidad.

La automotivación es el movernos desde nosotros mismos, ya que el énfasis está en el yo como sujeto. Muchas veces actuamos para otros, sin que nosotros queramos realmente hacer algo, y ahí surge la desmotivación. Pero la superación de los problemas de relaciones, trabajo, pareja, miedos, angustia, depresión, autoestima, complejos de inferioridad… solo es posible en la medida en que el individuo está motivado, y participa libre y comprometidamente en su proceso de conocimiento y evolución.

Aprender a automotivarse es aprender a dirigir tu poder personal, transformando tu presente y realidad actual.

Los psicólogos definen la motivación como la necesidad o el deseo que activa y dirige nuestro comportamiento. La motivación es el hecho de activar y orientar la conducta, esa fuerza que está detrás de nuestras ganas de lograr nuestro objetivo.

Y tú, ¿sabes lo que realmente te motiva a conseguir todo lo que te propones?

 

Beatriz Troyano Díaz.

Socióloga Coach Personal y Profesional.

siquieres@remodelatuvida.es

www.remodelatuvida.es

Deja un comentario