Alimentarse bien, viajar y no morir en el intento

Comer bien cuando estás de viaje
¿Has pensado alguna vez que comer bien cuando estás de viaje es muy complicado? ¿Es imposible controlar lo que comes porque ha desaparecido la rutina? Si la respuesta es afirmativa estás de enhorabuena, porque este artículo te va a aportar las claves necesarias para que no vuelva a suceder.

Ya sean viajes de ocio, de trabajo, de semanas o de días, el alimentarse es un acto que siempre se repite, incluso varias veces al día. ¡Démosle la importancia que tiene!

Aquí tienes seis consejos imprescindibles para que sea sencillo compaginar el viajar y la salud desde los alimentos.

1. Recuerda la importancia de tener un horario estable en la medida de lo posible.

2. Plantea tomar una merienda entre las comidas principales. Sabiendo el horario será muy fácil organizarlo y evitarás tener excesiva hambre posteriormente.

3. Procura que en todas las comidas principales haya vegetales en una u otra forma. Te aseguras de que el plato no sea demasiado calórico.

4. La fruta y los frutos secos serán aliados, frente a dulces o ultraprocesados. Intenta llevar alguno siempre contigo.

5. No olvides la importancia y necesidad del ejercicio. Quizás sea distinto al que realices habitualmente, pero no supondrá un problema. Mantente activo siempre.

6. Limita o evita refrescos y bebidas alcohólicas. Con el buen tiempo las infusiones con hielo son muy refrescantes: aprovecha para probar nuevos sabores.

Siguiendo estas pautas te aseguras aportar el combustible necesario a tu maquinaria, sin excesos y de una buena calidad. ¿Te animas a ponerlos en práctica?

¡Feliz y saludable viaje!

Sarai Alonso Segura. Nutricionista www.saraialonso.com

 

Deja un comentario