Alberto Astudillo, fotoperiodista, inaugura este mes la exposición ‘Resiliencia(s)’

Alberto Astudillo

‘Tendemos a mirar la política bajo el prisma del patriarcado’

Alberto Astudillo lleva diez años como fotoperiodista, “dando testimonio de lo que ha pasado, sobre todo en Madrid y sobre todo desde la base”. Empezó sus actividades en 2009 como miembro de un colectivo llamado Fotogracción, “narrando con imágenes desde abajo, desde el que sufre, no desde los intereses de un medio”. Más adelante participó en otro proyecto de una onda similar, Voces de Pradillo, “periódico local y plural de Móstoles” de cuya sección de fotografía estaba a cargo. Y así ha seguido hasta el día de hoy, en el que colabora en otro periódico local, de Alcorcón esta vez, “siempre huyendo de la lógica del mainstream, de esa narrativa interesada desde arriba”. Este mes es noticia en nuestro distrito porque inaugura Resiliencia(s), una exposición de fotografía en el Espacio de Igualdad Clara Campoamor (C/ María Martínez Oviol, 12), sobre la que hemos conversado con él.

Alberto, preséntanos el proyecto que te trae a Villaverde…

Bueno, se trata de Resiliencia(s), exposición en la que he recopilado imágenes de mujeres en diversas luchas, que parte de una propuesta del Espacio de Igualdad. Hay en ella material desde 2011 hasta diciembre de 2017, y trata de construir un relato sobre la crisis y sobre cómo afecta a la mitad de la sociedad, a las mujeres. La resiliencia es la capacidad de adaptación ante una crisis, y en la muestra podemos ver cómo esa “mochila” que llevan las mujeres, que es el tema de los cuidados, se convierte en una forma de activismo, y el activismo en una forma de cuidados.

En nuestra sociedad tendemos a mirar la política bajo el prisma del patriarcado, un prisma que pone el foco en el conflicto, que es eminentemente masculino, en detrimento del cuidado, que siempre está infravalorado y oculto. La imagen que tenemos siempre de las manifestaciones, de los desahucios, etc., es la imagen del conflicto, de la violencia, y eso a pesar de que muchas veces lo que más valor tiene y lo que más aporta a la lucha son los cuidados, algo que habitualmente está vinculado a las mujeres. La cultura judeocristiana es profundamente necrófila: los héroes siempre son los héroes de guerra, los que matan, y siempre se relega a la mujer, que es la que da la vida, como algo secundario e invisibilizado. Eso es algo que intento trasponer con esta exposición: pretendo que sirva para deconstruir, repensar y reflexionar; porque yo, revisando el material que tengo, he sido consciente de que mi mirada está construida desde un privilegio, pues lo masculino siempre ha estado en esta sociedad en un lugar privilegiado, y a raíz de la propuesta de trabajar este tema la he ido deconstruyendo.

¿El objetivo, por tanto, es visibilizar el papel de la mujer?

No se trata de visibilizar, sino de aprender a mirar, porque ellas están ahí. Y como ellas están ahí, yo lo que puedo hacer a través de esas imágenes es lanzar esa reflexión: vamos a pensar cómo miramos, porque desde la masculinidad hegemónica siempre lo hacemos desde un atril. Vamos a reflexionar y repensarnos, porque además, con la huelga que tienen las compañeras el día 8, nos toca dar un paso atrás y no conquistar ese espacio que estamos acostumbrados a conquistar. Dar un paso atrás y, en lugar de acaparar el espacio público, hacernos cargo de esa parte de cuidados, algo que nunca hemos hecho. Es una invitación a reflexionar, sobre todo, cómo miramos los hombres, y cómo es nuestra mirada la que invisibiliza.

Pero la exposición no va dirigida solo a los hombres…

No, no, claro… Va dirigida a todas las personas… Pero hay que tener en cuenta que la perspectiva es la mía… Y yo no puedo hacer desde mi posición la misma narración que haría una compañera, que a lo mejor tiene toda la carga de cuidados, y además luego tiene que ir a su asamblea de vivienda, feminista, de educación o de apoyo al pueblo saharaui… Hay una carga extra, que es la que está invisibilizada y naturalizada.

Me parece muy interesante, pues creo que pone el dedo en la llaga, lo que comentas de la focalización en el conflicto. Es algo que todos hacemos de forma inconsciente, pero que además es muy fomentado por los medios de comunicación… Tú, como fotoperiodista, lo habrás experimentado, ¿verdad?

Sí, es algo inconsciente: siempre nos fijamos por ejemplo en el que más grita… Pero a nivel periodístico no es ningún secreto, por ejemplo, que si no hay violencia el valor monetario de las imágenes es siempre menor, interesa menos… Me lo he encontrado constantemente: un medio que te llama y te dice que quiere imágenes, pero claro, te busca siempre cierto perfil de imágenes… Es decir, ningún medio te va a comprar imágenes de un desahucio que se ha paralizado, con lo bonito que es, ¿no? Los medios del mainstream siempre van a querer imágenes de la Policía repartiendo cera, imágenes de violencia, pues juegan con el morbo… También quería mostrar eso: las otras imágenes, las que no se ven; la otra cara de la lucha social, que además es la cara de la victoria, cuando se gana, y que curiosamente es la que menos interesa en los medios, que se quedan con la cara negativa… De todas formas, en la exposición sí que hay mucha violencia simbólica… Por ejemplo en la imagen del desahucio de Unanimidad 35, una mujer sentada que está esperando a que le devuelvan el DNI, porque la han sacado de la casa, la han identificado y está ahí esperando rodeada… Ya el hecho de estar rodeada de gente armada transmite un nivel de violencia, de tensión, pero no es la violencia física evidente que buscan los medios… Estas imágenes tampoco interesan.

Aparte de la exposición, ¿qué tienes entre manos ahora mismo?

Bueno, colaboro con un periódico local de Alcorcón, y estoy montando mi página web, ya que acabo de atravesar un periodo de ésos de “cerrar una etapa”… Quedarme en el paro y reorganizar estos ocho años… Mi página web va a ser como una retrospectiva, y en ella estoy reorganizando mi trabajo desde 2009 y dándole cierto sentido… Aparte, ahora mi proyecto más importante es intentar mover esta exposición todo lo que se pueda por Madrid.

¿Quieres enviar algún mensaje a los vecinos de Villaverde?

A los vecinos de Villaverde… Madre mía, que sigan con la lucha que están sosteniendo, que bastante es… Y que por otra parte es la lucha de todo el sur de Madrid… Y claro, que vengan a ver la exposición y que no se pierdan el acto especial del día 21, para el que se ha invitado a las protagonistas de las fotos, ya que nadie mejor que ellas va a explicar lo que allí van a ver. Es el 21 de marzo, a las 17:30, en el Espacio de Igualdad.

ROBERTO BLANCO TOMÁS

Más información: albertoastudillo.net

Deja un comentario