¡Ahorra en el súper!

Ahorrar en la compra
Nos sorprendería conocer las cifras del dinero que “tiramos” al hacer la compra. La comida se nos pone mala en la nevera: a la basura; compramos cantidades de más y, en muchas ocasiones, no aprovechamos las sobras; compramos por impulso y el alimento llega a caducarse en el armario… Muchos puntos que hacen complicado el ahorrar en el hogar cuando nos falla algo tan cotidiano como es la organización alimentaria.

Pon atención a estos consejos, porque en el momento en que los pongas en práctica te asombrará lo bien que marcha la “pequeña empresa familiar”.

  1. Lo primero que debes hacer es crear un plan de comidas semanal o quincenal, dependiendo de la frecuencia con que se realice la compra.
  2. Elaboramos una lista de la compra. Sobre el plan, plasmaremos en un papel los ingredientes que necesitaremos para llevarlo a cabo y la cantidad, teniendo en cuenta el número de raciones que se prepararán en cada ocasión.
  3. Con la lista en mano haremos la compra en nuestro establecimiento habitual. Recuerda:
    • No comprar alimentos que no aparezcan en la lista, serán gasto innecesario.
    • Evita hacer la compra a horas cercanas a las comidas o cuando tengas hambre. De esta forma no comprarás por impulsos.
    • Cuidado con las ofertas de alimentos que no entren en nuestro plan.

Ya sabes, coge papel y boli y… ¡a comenzar el plan!

Sarai Alonso Segura. Nutricionista

Deja un comentario