Abandono escolar prematuro y desigualdad social

Abandono escolar
Los Distritos del sur de Madrid encabezan la cifra de absentismo escolar y abandono de las aulas.

Muchos jóvenes españoles deciden no continuar estudiando al terminar la Educación Secundaria. Aquellos jóvenes entre 18 y 24 años que no han completado estudios post obligatorios y no reciben ningún tipo de formación, pasan a engrosar las filas de lo que se conoce como abandono escolar prematuro. Los que no cuentan con el título mínimo obligatorio en España, el de Graduado en ESO, pasan a formar parte de las cifras de fracaso escolar.

La tasa de abandono escolar prematuro en España es 8 puntos superior a la de la UE, según datos de Eurostat. El abandono de las aulas en la Unión Europea es de un 10,7%. En España la cifra alcanza el 18,3%. El informe Necesita Mejorar de Save the Children, eleva a un 40% las cifras de abandono escolar prematuro en los jóvenes más desfavorecidos. También denuncia que el sistema contribuye a acentuar las desigualdades sociales.

La comunidad de Madrid tiene un 13,9% de abandono escolar prematuro. Se trata de una de las comunidades autónomas con una tasa más reducida. Sin embargo, en Madrid existen grandes desigualdades entre distritos. Los distritos del sur concentran el 80% del absentismo escolar en la capital. Carabanchel, Usera, Latina, Puente y Villa de Vallecas, Villaverde y Vicálvaro son los distritos con más casos, según datos del Ayuntamiento de Madrid. Los distritos con menos casos, Retiro y Salamanca. Por otro lado, el Mapa Social de Madrid señala a los distritos de Puente de Vallecas, Usera, Carabanchel, Villaverde, Villa de Vallecas, Latina y Vicálvaro como los distritos con una tasa más elevada de población sin estudios.

Concentración de alumnos migrantes o de etnia gitana en determinados colegios

El relator especial de la ONU para el racismo emitió dos advertencias relativas a España en 2013 y 2016, y se refirió específicamente a la segregación de migrantes en determinados barrios y escuelas, formándose colegios-gueto. Save the Children ha denunciado la concentración de alumnos en determinados colegios según su origen socioeconómico y familiar. La mayoría de los Centros Prioritarios y de Especial Dificultad (centros que poseen más de un 50% de alumnos migrantes o de etnia gitana) se encuentran en distritos del sur. Los dos distritos con más Centros Prioritarios son Puente de Vallecas y Usera. Muchos niños y adolescentes en el sur de Madrid viven circunstancias complejas: migrantes, de familias monomarentales o en situación de pobreza, con desventajas educativas, carencia de materiales educativos, hacinamiento en pisos compartidos, falta de acceso a extraescolares, padres con jornadas laborales largas y bajos salarios, tardes enteras de soledad, pobreza energética, etc.

Un estudio reciente (Carrera, 2015), señala que el abandono escolar prematuro es un proceso complejo: afecta más a varones, extranjeros y con padres con bajo nivel educativo. En este proceso también influyen la carencia de recursos económicos de la familia, la falta de valoración de la educación por los padres, la falta de orientación de profesores y orientadores y los fallos y carencias del sistema educativo.

Como se puede observar, y pese a que se tiende a responsabilizar al alumno del fracaso y del abandono escolar, se trata de un problema en el que inciden numerosos factores estructurales y sociales, que no dependen de la voluntad del alumno. Dificultades de aprendizaje para las que el sistema educativo no proporciona los apoyos necesarios, falta de recursos para favorecer la integración de los alumnos con dificultades, falta de recursos económicos de las familias, situaciones laborales de precariedad, falta de cualificación de los padres, segregación urbana que crea barrios-gueto, concentración de alumnos en determinados centros educativos creando así colegios-gueto. Todos estos factores crean una madeja de difícil salida.

Los jóvenes que han abandonado los estudios tras la ESO o que no han llegado a obtener el título de Graduado en ESO se encuentran ante un camino lleno de desventajas. El desempleo, la escasez de oportunidades, la precariedad, y los empleos de baja remuneración afectan en mayor grado a las personas sin estudios o con baja cualificación. Asimismo, mayores niveles educativos se asocian a mejores niveles de salud, mayor esperanza de vida, mejor calidad de vida y mayor participación social, (NESSE; 2009; IVIE, 2013).

Reformular las políticas educativas y sociales

La solución a este problema pasa por unas políticas educativas y sociales que incidan sobre los diversos factores que determinan el éxito académico.

En el ámbito educativo, es necesario diseñar y desarrollar políticas educativas basadas en la equidad y en la igualdad de oportunidades, y dotarlas de un presupuesto adecuado y suficiente. Entre las medidas a adoptar, proponemos el aumento de la ratio de orientadores/as, crear programas de apoyo escolar gratuitos y de calidad para los alumnos con más dificultades, crear programas de convivencia intercultural en los centros educativos, aumentar la plantilla de profesionales de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje, crear un sistema de becas adecuado y suficiente, favorecer el acceso a la Educación Infantil pública, y evitar la selección encubierta del alumnado en la escuela concertada.

En el ámbito social, son también necesarias políticas sociales de apoyo a las familias con bajos recursos, la creación de un sistema de rentas básicas adecuado, servicios para los niños y adolescentes cuyas familias trabajan por las tardes, políticas activas de empleo y unas políticas de vivienda que permitan el acceso de las familias a la vivienda social y la distribución de dichas viviendas sociales por diferentes zonas y barrios.

Los programas de Segunda Oportunidad buscan facilitar el “reenganche” a los jóvenes que han abandonado sus estudios. Consisten en unas becas para la realización de cursos para la obtención del Graduado en ESO, para el acceso a ciclos formativos de Formación Profesional, cursos de Formación Profesional de Grado Medio y de Grado Superior, y programas profesionales, para la obtención de Certificados de Cualificación Profesional de nivel 1. Para acceder a estos programas, suele ser necesario hallarse inscrito en el Sistema de Garantía Juvenil. El Sistema de Garantía Juvenil busca facilitar a los jóvenes la inserción laboral a través de acciones como el Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE). Se ofrece a los jóvenes orientación vocacional, formación continua, formación de aprendiz, intermediación laboral, ofertas de empleo y prácticas.

En Madrid, los Centros de Educación de Personas Adultas (CEPA) ofrecen a las personas mayores de 18 años la posibilidad de completar o ampliar su formación académica. Estos programas disponen de adaptaciones para los estilos de aprendizaje de los adultos. En estos centros ofrecen diferentes programas formativos: enseñanza básica para adultos, Formación Profesional Básica, cursos de preparación para el acceso a otras enseñanzas (FP o prueba de acceso a la universidad), talleres ocupacionales y operativos para alumnos con discapacidad, y enseñanzas para el desarrollo personal (idiomas, informática, ampliación cultural y desarrollo personal).

Por María del Carmen Alemany Panadero

Deja un comentario