Entrevista a Justo Menor, director de la editorial Nueva Economía Social

Justo Menor

‘Queremos apostar por nuevos creadores’

ROBERTO BLANCO TOMÁS

Justo Menor es editor, con muchos años de experiencia, “y por primera vez en un proyecto propio, que desde hace mucho tiempo venía poniendo en el horizonte y se concretó hace un año”. Este proyecto es una editorial, Nueva Economía Social, que se encuentra alojada en el Vivero de Empresas de Villaverde.

Justo, preséntanos tu empresa…

Es una editorial llamada Nueva Economía Social, en la que englobamos otra marca que se llama Terra Natio, y puede que en algún momento haya alguna más que tenga relación con otras temáticas concretas.

Esto de tener dos marcas es simplemente para “ordenar” un poco la producción… NES va destinada al ámbito profesional jurídico-económico, en el que tengo una experiencia de muchos años, así como todo lo que tiene que ver con las relaciones del ciudadano con el Estado. Nuestro objetivo es dar a conocer a la mayor parte posible de la población lo que es la legalidad, con unos libros manejables por cualquiera, escritos en un lenguaje accesible para todos.

Aparte, observamos que hoy en día los nuevos creadores tienen pocas opciones de salida. Según estadísticas que he manejado, de cada diez libros que podrían tener posibilidad de ser editados, solo uno alcanza el éxito, siendo muy optimistas, con lo cual hay mucho conocimiento y creatividad se quedan sin salir, porque la industria no le da cauce. Esto último es lo que ha motivado que hayamos creado otra marca para esas temáticas de arte y ficción, Terra Natio, que como su nombre indica tiene vocación universalista.

De forma paralela a los libros que editamos, cada una de estas editoriales también tiene su propio campus virtual. La idea es que a cualquier persona que le haya podido interesar un libro, podría además o independientemente interesarle un ciclo formativo que pueda impartir el autor; un aprendizaje que incluso a alguien le podría servir como vía laboral, como vía de progreso en su actividad cotidiana. Buena parte de nuestros autores se encuentran disponibles para ello.

¿Cuánto tiempo lleváis en activo y cuántas personas componen vuestro equipo?

Llevamos un año en funcionamiento, y en el Vivero desde el mes de agosto pasado. Nuestro equipo “fijo” son cinco personas, y trabajamos además con mucha colaboración externa, servicios especializados para cuestiones concretas. En cuanto a autores, cada vez son más: creo que ya empezamos a ser conocidos, y raro es el día que no nos entra alguna cosa… lo que también es una gran responsabilidad.

Por supuesto, poder estar en el Vivero ha sido determinante, pues obviamente ha facilitado el lanzamiento de nuestro proyecto al proporcionarnos un espacio y algunos servicios imprescindibles, comunes para todos los usuarios, amén de las sinergias que pueden surgir y van surgiendo con los otros proyectos empresariales en él alojados.

Háblanos de los títulos publicados hasta el momento…

Destacaré dos títulos que están ya en circulación y se pueden encontrar en las librerías. El primero es del escritor extremeño Ángel Collado, una narrativa muy interesante en historias cortas, variadas, con un hilo común. Su título es La última vez, y es una novela intensa que yo recomiendo mucho, publicada en Terra Natio. En esta misma marca está también Visión fotográfica y lenguaje visual, que es la obra de Gabriel Brau, un grandísimo profesional de la fotografía de Barcelona, con un perfil artístico que puede estar en la mejor galería del mundo. El “lenguaje visual” es algo en lo que él propone que tenemos que formarnos, ya que todos los días estamos gestionando un alto volumen de lenguaje a nivel visual, y si no lo hacemos corremos el riesgo de hacer una lectura deformada, y estaremos muy indefensos.

Hablaré de dos títulos más, muy distintos… Uno se llama Sin censura. Es de un autor muy conocido, Juan Rada, sobre todo de cuando dirigía el programa de TVE El Caso y el periódico homónimo. El libro tiene que ver con su experiencia, abordando la crónica de lo que ocurre y denunciando cómo el sistema de censura “de antes” no se ha movido mucho a fecha de hoy. Y el otro, ya de cara al verano, es de un humorista gráfico que seguramente conocerá mucha gente: Sir Cámara, uno de los más brillantes que hay en España ahora mismo, tanto en su dibujo como en su verbo. En este caso cuenta una historia personal, que hace extensiva a cómo ha evolucionado la sociedad española con respecto a su relación con los animales… De una forma graciosa, para carcajearse allá donde estés. No es un libro de viñetas: es una historia con muchas viñetas, dibujos y fotografía. Creemos que va a gustar mucho.

¿Algún mensaje para nuestros lectores y vecinos?

Sí, que les brindo esta pequeña y casi recién creada industria cultural para lo que quieran… Nosotros somos transmisores fundamentalmente, y estoy seguro de que habrá gente interesada en publicar alguna historia, sea del barrio, de su pueblo de origen o de cualquier otra cosa… Siempre nos va a interesar, siempre les vamos a escuchar con mucho cariño, pues todas nos parecen importantes. Además podemos aportar cosas, con un interés común, como alguna formación ciudadana o algún ciclo de conferencias aprovechando las instalaciones del Vivero, que es un recurso para todo el barrio, no solo para las empresas que están en él… Y por supuesto ayudar a aquellas demandas que puedan surgir del propio barrio: si hay alguna asociación que tenga interés en algún tema especial, podemos trabajarlo juntos aprovechando los recursos con los que contamos. En resumen: pueden contar con nosotros.

Deja un comentario